Es una de las funciones más útiles que tiene el ecosistema de Apple, ese Airdrop que nos permite transferir archivos entre iPhone, iPad y Mac de una manera rápida y sencilla y, sobre todo, sin temer el tamaño de lo que queramos enviar o recibir. Algo que nos evita recurrir a otras alternativas como la nube, colapsar el correo electrónico u otras herramientas para compartir archivos grandes de manera online.

El caso es que Android cojeaba en este aspecto porque todos los intentos había caído en saco roto. Bien por tratarse de soluciones exclusivas de una marca, bien porque la tecnología de comunicación cercana se encontraba dentro de una app de Google (Files) que no era utilizada por demasiados usuarios.

Con todo lo anterior sobre la mesa, extraña ver que a Google le haya costado tanto entender la importancia de tener un sistema único de transmisión de archivos entre móviles o tablets Android, dentro del propio sistema operativo y no como añadido dentro de una app de la Play Store.

Ya puedes compartir... desde la beta

Aunque hace meses que venimos escuchando de este Nearby sharing, por fin Google la ha incluido dentro de su programa beta de Android que alcanza a unos pocos usuarios. Este es siempre el paso previo a un update que llegará de manera general a todos los que tienen Android 6 o superior en sus smartphones y que, como siempre, dependerá del fabricante que esa función se incorpore antes o después.

Si eres de los que tiene un teléfono con instalación stock de Android, entonces es más que posible que muy pronto tengas este Nearby sharing en tu terminal, de tal forma que podrás enviar y recibir todo tipo de archivos de manera rápida y directa. Algo que es especialmente útil cuando queremos tener copias de fotos o vídeos con su calidad original, tal cual fueron capturados en su momento y no versiones comprimidas o recortadas que son las que obtenemos cuando hacemos lo mismo a través de WhatsApp o cualquier otra app de mensajería.

Google tiene la intención de que, esta vez sí, Nearby sharing llegue a todos los dispositivos Android de manera generalizada para que se convierta en la mejor alternativa a la hora de compartir archivos. De no conseguirlo, volveríamos a tener un nuevo caso "Files" donde una gran idea quedó sepultada por no darle la importancia que merecía dentro del ecosistema Android.

La manera de hacerlo funcionar es bien sencilla ya que, simplemente, cuando queramos compartir un documento, imagen, texto, vídeo o lo que sea, tendremos que seleccionar Nearby sharing y esperar a que el otro dispositivo nos aparezca en la lista de teléfonos cercanos. Cuando lo veamos, podremos pulsar sobre él para enviarle lo que queremos. Eso sí, para completar el proceso, el receptor tendrá que aceptar la solicitud de conexión del otro terminal a través de una pantalla donde podemos ver de qué archivo se trata, el tipo y su nombre. Con aceptar, las conexiones inalámbricas harán su magia para pasarlo de un lado a otro en unos pocos segundos.