Cuando utilizamos un teclado como el de Google, que está permanentemente conectado, ocurren estas cosas: que se toma la potestad de sugerirnos cuál será la siguiente palabra que queremos escribir. Y lo hace, no porque quiera que digamos lo que a él le apetece, sino porque en su extenso análisis de datos tiene calculado cuántas veces la comunidad utiliza una expresión u otra o, en nuestro caso, cuáles son esos latiguillos y dejes que tanto nos gusta escribir.

Así que no es de extrañar que ese ecosistema vivo que son los teclados de nuestros smartphones se cuelen algunas decisiones que nos puedan parecer una variante (benigna) de la censura más clásica. No en vano, el Gboard de Google cuenta con filtros de recomendación que tienen que ver con la corrección automática de expresiones vulgares, sexistas o racistas, llegando al extremo de no tener en su catálogo de expresiones comunes (para quienes creen en ello) frases como que "el calentamiento global es un engaño". Así que...

Con todo lo anterior sobre la mesa, era cuestión de tiempo que se añadiera un listado de expresiones no sugeribles cuando hablamos del coronavirus, y ha ocurrido. Todos los usuarios del teclado de Google no tendrán el apoyo de la app cuando quieran realizar algún tipo de broma sobre situaciones que, en las actuales circunstancias, Gboard no considera recomendables. ¿Por ejemplo? Pues alusiones al contacto directo entre personas o referencias al origen que el virus ha tenido.

Olvídate de "chocar los cinco" por el momento

Entre ese listado de términos vetados con los que trabaja el teclado de Google se encuentran todas las expresiones que sitúan el origen del virus en China. Todo el planeta no duda en definir la pandemia de 1918 como "gripe española" aunque no se originara en nuestro país, pero en el caso del Covid-19 no puede quedar ningún rastro que lo identifique con su foco original. De ahí que expresiones como "enfermedad de China", "virus de China", "enfermedad de Asia" o "virus de Asia" no estén entre las recomendadas por la plataforma. Es más, aparecen completamente en rojo, como prohibidas.

Este descubrimiento lo ha llevado a cabo la especialista en ingeniería inversa Jane Wong, que ha encontrado todo un listado de estas expresiones que nunca nos aconsejará utilizar el teclado de Google. Hay que decir que los usuarios tenemos libertad total para escribir lo que nos apetezca, pero aunque la mayoría de los que utilizan este Gboard se expresen de esta manera tan "incorrecta", la inteligencia artificial que hay detrás, o el algoritmo, hará como que no lo ha visto y no lo tomará en cuenta de cara a admitirlas como expresiones sugeridas.

Pero ojo, que no solo sobre el origen del virus Google ha limitado los términos predictivos de su teclado, también lo ha hecho con las expresiones que podríamos considerar como contrarias al espíritu de reclusión en el que vivimos, como "choca esos cinco? ¿Por qué va el teclado a recomendarnos hacer eso si no podemos?