TecnoXplora » Apps

Apps

Spotify te recomendará música en función de tu estado de ánimo, ¿sabes cómo?

La plataforma de música en streaming experimenta con una curiosa función.

Spotify

Foto de cottonbro en Pexels Spotify

Publicidad

Spotify no para quieta y sigue buscando la manera de personalizar todavía más la experiencia de uso de su plataforma musical. Prueba de ello son los muchos esfuerzos que realiza a diario para tentar a sus suscriptores con todo tipo de playlists que, no solo tienen que ver con grupos, artistas y tipos de música, sino que se enfocan incluso en determinados estados de ánimo.

Ahora bien, esas listas de reproducción para momentos de alegría, nostalgia o tristeza no pueden saber cómo nos sentimos en ese momento y es el usuario el que debe ajustar lo que escucha al día que está teniendo. Ahora, los suecos han recibido la buena noticia de que una patente presentada en el año 2018 ha sido concedida para explotarla y añadirla a su plataforma más pronto que tarde: se trata de una tecnología capaz de adivinar cómo se encuentra el usuario y recomendarle qué escuchar.

Fue el pasado 12 de enero cuando Spotify recibió luz verde para dar vía libra a una idea que podría cambiar por completo la forma de relacionarnos con la aplicación aunque, por el camino, también puede despertar recelos sobre cómo los suecos recogen toda esa información, la utilizan y, por último, la procesan. Tal y como hacen muchos altavoces inteligentes con asistentes virtuales que nos escuchan todo lo que les decimos, y cuyos audios han sido en el pasado el centro de algunas polémicas que conciernen a nuestra privacidad.

Tristeza y depresión
Tristeza y depresión | Pixabay

Spotify quiere escucharte para saber cómo estás

La idea que la plataforma ha patentado es la de analizar nuestra voz a través del micrófono de nuestro dispositivo para, a continuación, sugerirnos temas en base a nuestro "estado emocional, sexo, edad y acento", e incluso acotar todavía más los resultados en función de si estamos solos, con un grupo reducido de personas o en medio de una enorme multitud.

Según explica Spotify en la patente, "es común que una aplicación de streaming incluya funciones que brindan recomendaciones de medios personalizadas a un usuario", por lo que en vez de esperar a que sea el usuario el que vaya a buscar esas selecciones, será el propio algoritmo de la plataforma musical la que se encargue de decidir qué nos recomienda escuchar. Se trata, sin duda, de un paso más hacia una automatización completa en este tipo de servicios que viven de tenernos el mayor tiempo posible pegados a sus pantallas.

Esa tecnología de reconocimiento de voz sería capaz de fijar cuál es la edad y sexo del usuario, y aprovechar pequeñas variaciones en nuestra voz para determinar nuestro estado de ánimo. En la patente, se hace referencia a cambios en la "entonación, acentuación [y] ritmo" de lo que decimos, de tal forma que Spotify pueda conocer con un alto porcentaje de acierto si estamos "felices, enfadados, tristes" o ni una cosa ni la otra.

En la documentación adjunta con la patente, Spotify recuerda que "debe entenderse que las categorías de metadatos de ejemplo anteriores de emociones, género, edad y acento son simplemente ejemplos, y se pueden usar muchas otras caracterizaciones y clasificaciones" para llegar a la conclusión de cuál es la mejor música que nos pueden recomendar en cada momento.

De todas formas, no solo lo que le digamos a la plataforma musical se tomará como referencia para recomendarnos canciones y artistas, nuestro histórico de escuchas, los géneros que nos gustan e incluso los amigos a los que seguimos pueden ayudar a que todo lo que nos inviten a reproducir sea de nuestro agrado. Este paso que da Spotify necesitará de muchas vueltas antes de llegar a las apps de iOS y Android. No en vano, estamos tocando temas que pueden ser extraordinariamente delicados, desde el momento en el que una empresa decide realizarnos análisis sobre nuestro estado de ánimo, como reconocen en la documentación de la patente: "por ejemplo, el tono de voz puede ser más optimista, agudo y/o interesante para los usuarios que a los que se han asignado el rasgo de [tener una] personalidad extrovertida". Esto, inevitablemente, tiene unas implicaciones éticas profundas que desde la propia compañía ya han adelantado que tratarán con la máxima consideración: "reconocemos que la historia digital es extraordinariamente personal y sensible [...] Como tal, debe ser tratada con la debida consideración de los malos usos imaginables".

Publicidad