TecnoXplora » Apps

Lenguaje más natural

Ahora es más sencillo decirle al asistente de Google que pare de hacer algo

Google anuncia una importante novedad en el lenguaje de su asistente.

Asistente de Google

Google Asistente de Google

Publicidad

Los asistentes de voz se han convertido en compañeros de fatigas a diario para muchos de nosotros. Ya sea en casa, en la calle, la montaña, la playa, en el coche, siempre encontramos la forma de recurrir a ellos a través de nuestros dispositivos. Uno de los más importantes y más utilizados es el de Google, un asistente integrado en miles de dispositivos, tanto de la propia marca como de terceros fabricantes, al que le hacemos muchas preguntas y le pedimos que ejecute muchas tareas. Pero hay veces que estos asistentes no miden, y no paran de hacer algo cuando se lo pedimos, salvo que sea de una forma muy concreta, y no demasiado cómoda.

Nueva forma para detener al asistente

Como sabéis la forma en que invocamos al asistente de Google es a través de dos comandos de voz, “OK Google” y “Hey Google” gracias a los cuales al asistente se pone en alerta y hace lo que le pidamos a partir de esas palabras. El problema es que, hasta ahora, para que el asistente deje de hacer algo o lo interrumpamos, debemos decirle de nuevo una de esas dos combinaciones de palabras, algo que puede ser un tanto incómodo, ya que nos obliga a hablar más de lo necesario sobre todo si acabamos de invocarle. Pues bien, Google está decidida a hacer mucho más sencillo todo esto.

Y es que ha anunciado en su cuenta oficial de Twitter, que a partir de ahora ya no será necesario decir “OK Google” o “Hey Google” para decirle que pare, sino que solo bastará decir “para” si queremos que el asistente deje de hacer en lo que en ese momento esté volcado. De esta forma es más natural la comunicación con el asistente, y no tan rudimentaria como lo es teniendo que repetir continuamente los comandos de invocación del asistente de voz. Ahora bien, como suele ser habitual, es de esperar que esta nueva funcionalidad no llegue de inmediato a los asistentes españoles.

Sino que lo más normal es que lo haga primero a Estados Unidos o aquellos países de habla inglesa. Y es que este tipo de novedades suele llegar a oleadas y por regiones, por lo que es de esperar que todavía nos queden semanas o meses por delante para poder disfrutar de esta interesante característica. No es la primera vez que escuchamos una funcionalidad de este tipo, ya que tanto Alexa como el asistente de Google llevan tiempo trabajando en hacer lo más sencillo y natural posible el lenguaje con ellos, siendo cada vez más parecido al que mantendríamos con una persona.

Queda mucho para eso, pero estas novedades al menos nos acercan un poco más a ese objetivo de poder hablar con los asistentes de una forma más improvisada y natural. Porque a veces hay situaciones que se tuercen y en las que tenemos que estar repitiendo constantemente las palabras “mágicas” para poder mantener la conversación con el asistente, o que al menos nos responda cuando queramos.

Publicidad