El presentador y escritor Boris Izaguirre cuenta en Más Vale Tarde cómo está viviendo el confinamiento por coronavirus.

Explica que está aprovechando para no afeitarse y cuidarse la piel, no se apunta a la moda de hacer ejercicio en casa y tampoco a la de hacerse con gran cantidad de papel higiénico: "Esa alienación de que el susto va vinculado al papel higiénico no la entiendo ni la comparto", dice entre risas.

También explica cómo convive 24 horas al día con su pareja en la misma casa. "Hemos hecho crecer ese amor. Nos abrazamos, aunque no se debería, y nos transmitimos esa fuerza de estar juntos durante todo este proceso", cuenta.

Además, durante la entrevista Boris se ha emocionado al recordar a su amiga y actriz Lucía Bosé, fallecida hoy a los 89 años. Así, ha querido mandar un mensaje positivo: "Todos hemos empezado la supervivencia de esta crisis con un mensaje de que sentimos, por más inhumano que resulte, que todo esto, al final, nos va a fortalecer como sociedad y como personas".

Por eso, cree que el dolor que sienten las personas que están perdiendo a sus seres queridos estos días, sin poder ni siquiera despedirse de ellos, "lo tenemos que vivir como un muy penoso, duro y conflictivo aprendizaje".

"La manera de asumir el dolor va a estar más acompañado de valentía que de llanto", defiende el escritor, convencido de que esta crisis nos fortalecerá "para estar más valientes".