A raíz de la pandemia de coronavirus, los sanitarios de atención primaria han multiplicado sus visitas a domicilios para tratar a pacientes COVI-19 y con otras patologías que, aunque más leves, también necesitan atención.

Es el caso de Susana Cámara, enfermera del Centro de Salud San Andrés de Madrid. Junto a su equipo llegan a visitar unos 25-30 domicilios al día para atender a personas vulnerables. laSexta ha podido conocer cómo es su trabajo, y sus cuidados, que van más allá de tratar las propias enfermedades.

Una de las viviendas que visitan es la de Ana, de 93 años. Ella y su hijo están infectados de coronavirus, por lo que Susana tiene que entrar perfectamente equipada, algo que consigue en el descansillo de la vivienda con la ayuda de un Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería

"Esto no es una broma, no es broma, y sinceramente no se lo deseamos ni a nuestro peor enemigo", asegura el técnico. Ellos han visto caer a mucha gente que han atendido durante años.

"Se infectan, les están llamando para ver como evolucionan, van peor y se han muerto", lamenta la enfermera, que afirma que mentalmente está siendo muy duro trabajar en la pandemia.

Además, Cámara recuerda que aunque ahora dispongan de medios de protección, al inicio de la crisis sanitaria los sanitarios no tenían con qué protegerse. Usaban bolsas de basura, un gorro, porque la actividad no cesaba. En esos meses, dice, muchos se contagiaron.

A Pedro, compañero de Susana, le toca otro tipo de paciente del que, dice, no hay que olvidarse, los crónicos. Aunque las visitas a domicilio se han incrementado un 18% en su centro de salud, con los más vulnerables tratan de espaciar las físicas por seguridad. "Es por el miedo de ser un agente externo que le podamos traer el virus a domicilio", explica el médico.

Con David, laSexta acude al domicilio de Carmen para ponerle la vacuna contra la neumonía y evitar males mayores si se contagiara de coronavirus. Para los pacientes, cuenta el enfermero, es muy importante mantener una relación de confianza: "Ellos se siente más protegidos con su enfermero de toda la vida". Saben que junto a ellos, tanto el COVID-19 como otras enfermedades, se harán más llevaderas.