EL 21% DE LOS PACIENTES INMIGRANTES DEJAN DE SER ATENDIDOS

EL 21% DE LOS PACIENTES INMIGRANTES DEJAN DE SER ATENDIDOS

Inmigrantes denuncian la interrumpción de su tratamiento de VIH tras la retirada de la tarjeta sanitaria

Apartados del sistema sanitario, enfermos de VIH interrumpen su tratamiento. Saben que eso les acerca a la muerte y a la clara degradación de su salud. Los médicos, lo confirman, desde que el Partido Popular retiró la tarjeta sanitaria a los inmigrantes un 21% de los pacientes ha dejado de ser atendido. Ni siquiera pueden citar a los pacientes, otros no reciben medicación del hospital.

Un inmigrante lleva cuatro días lleva sin poder seguir su tratamiento contra el VIH. Llegó a España hace tres meses y ha hecho lo imposible para poder continuar con la medicación sin éxito. "A todos los centros a los que me he dirigido, nadie sabe de lo que está uno hablando", ha explicado.

De un sitio para otro, desde la aprobación del Real Decreto que restringue el acceso a la sanidad a inmigrantes, su espera no ha hecho más que aumentar. "Estuvimos casi medio día, diría que más ahí, y tampoco ninguna solución; me hicieron prácticamente una entrevista de trabajo y me preguntaron toda mi vida pero igual no hubo ninguna solución al respecto", cuenta el paciente.

Situaciones como esta son las que recoge el informe que han elaborado un grupo de médicos de GeSIDA. Uno de cada tres, tuvo problemas para atender a inmigrantes con VIH con consecuencias para su salud.

Antonio Pérez, miembro de GeSIDA ha contado que "han tenido dificultad para atender a los pacientes, a veces porque no los podían citar, a veces porque no les podían dar el tratamiento, a veces porque el seguimiento se hacía muy dificil, incluso en casos extremos esto ha llevado a que los pacientes hayan abandonado el seguimiento y el tratamiento".

Las organizaciones añaden además la desigualdad entre comunidades. En Andalucía, País Vasco y Cataluña, los inmigrantes acceden antes a los tratamientos aunque es gracias a la presión de las asociaciones.

Montse Pineda, de la Plataforma Unitaria ONGs-SIDA Cataluña denuncia que "nos encontramos que tenemos que ser las organizaciones que tenemos que hacer una lucha política y técnica para que las personas realmente puedan tener un acceso al tratamiento". Según las asociaciones cientos de personas viven la misma situación cada día.

Marco Aracama y María Cuevas | Madrid | 08/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.