El "habeas corpus" se ha convertido en una expresión en tendencia para los que no usan mascarilla. Algunos creen que diciendo esa frase pueden evitar una detención policial.

En las últimas semanas, la frase se ha popularizado en las redes sociales con numerosos vídeos en los que aparecen personas que están siendo identificadas o detenidas por los agentes por incumplir alguna de las medidas establecidas para tratar de contener los contagios de coronavirus.

Estos vídeos, que acumulan miles de visitas, fomentan el uso incorrecto de uno recurso que ampara el derecho a la libertad personal.

Uno de los que más se ha viralizado es en el que aparece una mujer sin mascarilla porque, dice, tiene problemas respiratorios y que lo avala un papel firmado por un abogado. El agente le explica que no tiene validez y le pide que lo acompañe para hacer una identificación, pero la mujer le cree que es una detención y pide el 'habeas corpus'.

 

Pero esto ha ocurrido en más ocasiones. En uno de los últimos vídeos que se ha difundido en redes sociales, varios ciudadanos increpan a los agentes de policía que detienen a una persona.

"Ha pedido el Habeas corpus, no se le debería detener", dice uno de ellos. Cuando le preguntan qué significa "habeas corpus" este responde: "Como que lo abala la justicia... algo así como la quinta enmienda".

 

Precisamente, en esa creencia está el error. El Habeas corpus existe, es una figura jurídica recogida en el artículo 17 de la Constitución, pero no es un derecho a no ser detenido, sino el derecho del ciudadano detenido a comparecer inmediatamente y públicamente ante un juez para que, oyéndolo, resuelva si su arresto es o no legal y si debe levantarse o mantenerse.

Ante el aumento de casos en los que emplean esta expresión, la Policía Nacional ha tenido que aclararlo. "Es un procedimiento que se inicia cuando has sido detenido ilegalmente y, al requerirlo, será el juez quien decida si procede en cada caso.