La Delegación del Gobierno en Madrid investigará los hechos ocurridos en la concentración contra el uso obligatorio de mascarillas celebrada este domingo en Madrid, en la céntrica plaza de Colón, y tomará "las medidas adecuadas".

Así lo ha anunciado a través de su cuenta oficial de Twitter, en la que ha apuntado que la concentración no se desarrolló según lo dispuesto por la Delegación del Gobierno.

"La Delegación del Gobierno en Madrid investigará los hechos ocurridos en la concentración contra el uso de mascarillas celebrada en Madrid y tomará las medidas adecuadas ya que esta concentración no se ha desarrollado según lo dispuesto por la Delegación del Gobierno", reza el mensaje publicado en la red social a última hora del domingo.

 

Minutos después, el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, ha publicado en su cuenta de Twitter que la manifestación celebrada en la Plaza de Colón "no se ha desarrollado siguiendo las pautas sanitarias esenciales, ni ha respetado los términos que dispuso la Delegación del Gobierno en Madrid, por lo que se estudiarán las medidas a adoptar".

 

El delegado avanza sanciones duras

Cientos de manifestantes -sin distancias de seguridad y buena parte de ellos sin mascarilla- se congregaron en el domingo en la plaza de Colón contra el uso de la mascarilla obligatoria. Una medida que consideran "ridícula" y un "recorte" a sus libertades merced a la crisis del coronavirus, pandemia que fue calificada de "farsa" y "mentira" por varios de los asistentes.

Entrevistado este lunes por la 'Cadena SER', José Manuel Franco ha aseverado que lo ocurrido "no le va salir gratis a las personas que han puesto en peligro su salud y la de los madrileños" y ha advertido de que el incumplimiento de las normas "se sancionará con la máxima dureza" que permita la ley.

El delegado del Gobierno ha defendido que se permitió la manifestación en primer lugar porque los convocantes "garantizan en su escrito la distancia social y que habrá personas y carteles recordándolo" y en él "no se reivindica la oposición a la mascarilla".

Asimismo, ha argumentado que no se plantearon disolver la protesta "porque el remedio podía ser peor que la enfermedad".

Los que han actuado de forma incívica tendrán el máximo castigo"

José Manuel Franco

En declaraciones al citado medio, Franco ha explicado que se ha identificado a más de una treintena de personas, entre ellas algunos organizadores, y ha avanzado que se intentará localizar a más personas que incumplían la normativa.

"Los que han actuado de forma incívica tendrán el máximo castigo", ha asegurado, indicando que las sanciones se situarán en "el rango más alto de las sanciones que recoge la ley por incumplimiento o desobediencia".

"Es absolutamente inaceptable lo que allí sucedió, es gravísimo", ha insistido Franco, que ha hecho hincapié en que "no va a haber ningún tipo de impunidad".