NINGUNO DE LOS IMPLICADOS SE ENFRENTA A ACUSACIONES PENALES

NINGUNO DE LOS IMPLICADOS SE ENFRENTA A ACUSACIONES PENALES

La vergonzosa 'no' sanción de EEUU a los 16 militares que mataron a 42 personas en el bombardeo a un hospital de MSF

Cartas de reprimenda, una pequeña sanción y cursos de entrenamiento. Es la vergonzosa reacción del Pentágono contra los 16 militares acusados de haber matado a 42 personas en el bombardeo de un hospital de Médicos sin Fronteras en Afganistán. Les denunciaron por crímenes de guerra y seis meses después se ha filtrado el informe oficial.

No habrá cargos judiciales contra los militares que ejecutaron el bombardeo contra el hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz, Afganistán. Murieron 42 personas y ahora seis meses después Estados Unidos sancionará a 16 militares.

El castigo más severo, aunque ninguno lo es en realidad, lo ha sufrido un oficial que ha sido suspendido. El resto: siete recibieron una carta de reprimenda, seis fueron enviados a sesiones de terapia y dos a cursos de entrenamiento. Nada más, tan simple. Así lo cuenta Los Angeles Times que ha tenido acceso al informe, que el Pentagono tiene previsto hacer público. Esta es la investigación exhaustiva que prometió el gobierno de Obama y el tibio castigo.

Medicos Sin Fronteras valorará el informe cuando sea público y ofiicial, siempre han calificado el ataque como "un crimen de guerra".

El 3 de octubre de 2015 un bombardero rompe el silencio de la noche con bombas que hacen temblar hasta llevar a escombros al hospital. Ni las 15 llamadas y mensajes pidiendo detener el ataque sirvieron. Tampoco que Estados Unidos conociera la ubicación del hospital lo evitó. Duró 29 interminables minutos y  narran los testigos que hubo pacientes que murieron quemados en sus camas. Demasiado duro para el no castigo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.