LA VISTA, PUESTA EN UNA POSIBLE INVESTIDURA

LA VISTA, PUESTA EN UNA POSIBLE INVESTIDURA

El PP propone a PSOE y Ciudadanos hablar de todo, incluidas reforma laboral y 'ley mordaza'

El Partido Popular está dispuesto a mostrarse "absolutamente generoso", según ha dicho el vicesecretario Sectorial Javier Maroto. En esta posibilidad se encuentra la opción de modificar la reforma laboral y también la ley de Seguridad Ciudadana o también llamada 'ley mordaza'.

Floriano, Casado y Maroto en una imagen de archivo
Floriano, Casado y Maroto en una imagen de archivo | EFE

El vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido será "absolutamente generoso" para conseguir que PSOE y Ciudadanos faciliten la investidura de Mariano Rajoy y que el PP tiene "extrema voluntad de hablar de todo".

En ese "todo", el PP incluye la posibilidad de "suavizar" algunos aspectos de la reforma laboral, asumiendo que se hizo muy rápido, y asuntos de la Ley de Seguridad Ciudadana o 'ley mordaza'. En resumen, ha hablado de "no dejar ningún tema sin tocar" para conseguir el sí de Ciudadanos a la investidura y la abstención del PSOE, "como mínimo".

No obstante, en una entrevista en la Cadena Ser, Maroto ha recuperado el reproche que los 'populares' dedicaron al PSOE en los meses posteriores al 20D y, como entonces, ha afeado al líder socialista, Pedro Sánchez, su "no es no" y "qué parte del 'no' no han entendido". Así, ha advertido a los socialistas de que los 'populares' no pueden mejorar su documento de ofertas mientras la respuesta sea "no es no".

El dirigente 'popular' ha lamentado que el PSOE no haya querido ni siquiera leer las propuestas que le envió el PP y que Ciudadanos esté instalado en el "ahora no, ya veremos después". Preguntado si está habiendo contactos discretos entre PP y estos dos partidos, Maroto ha asegurado que se les está explicando que la propuesta 'popular' podría titularse "no a las líneas rojas", con las salvedades de la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles, cosas que tampoco discuten PSOE y Ciudadanos.

intentando que actores de fuera de la política presionen a PSOE y Ciudadanos para que faciliten el Gobierno del PP, se ha limitado a señalar que su obligación es mantener contactos con toda la sociedad para tomarle el pulso y que si eso sirve para los demás partidos dejasen de bloquear se alegraría mucho. Pese a acusar a PSOE y Ciudadanos de "bloqueo", no ha querido descartar que la sesión de investidura pueda ser la semana del 2 de agosto. "Soy una persona pragmática y posibilista, trato de ver el vaso medio lleno", ha dicho, y ha afirmado que él tiene "confianza" en las reuniones del Rey con los líderes políticos.

EP | Madrid | 26/07/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.