La huelga de los médicos de Atención Primaria de la sanidad madrileña que comenzó el 21 de noviembre continúa, mientras la ola de protestas que sacude varias comunidades se manifiesta este miércoles en la Comunidad Valenciana y Galicia. En el primer caso, el Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM CV) ha convocado una concentración ante la Conselleria de Sanidad en protesta por la "grave deficiencia" de facultativos en la región, que será la antesala de la huelga convocada para los próximos 17 y 18 de enero.

La fecha se ha escogido para no perjudicar a los ciudadanos, es decir, con el objetivo esperar a que pasen las navidades y el habitual rebote de patologías respiratorias en estas fechas. A esta huelga estarán llamados no solo los médicos de Atención Primaria de a Comunitat, sino que también se convocará a facultativos de otros servicios.

En Santiago de Compostela y el resto de las principales ciudades gallegas hay convocadas para las ocho de la tarde movilizaciones en defensa de la atención primaria. La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha respaldado este martes todas las movilizaciones convocadas y ha advertido que "pueden iniciarse en todas las demás comunidades si no cesa la politización" y se aplican medidas urgentes que mitiguen el colapso. El conflicto sanitario está presente también en Cataluña, Andalucía, Extremadura o Navarra.

Las negociaciones en Madrid, estancadas

En cuanto a Madrid, los médicos y pediatras de Atención Primaria han convocado este miércoles una manifestación desde la Consejería de Sanidad hasta la sede del Gobierno regional para reclamar mejoras en este primer nivel asistencial, en una semana en la que las protestas han cobrado protagonismo ante el enquistamiento de las negociaciones.

En concreto, la manifestación partirá a las 11 horas de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), en el número 6 de la calle Sagasta, pasando por la sede de la Consejería en la calle Aduana, para llegar a la Puerta del Sol, donde se encuentra la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

La manifestación, que coincide con el décimo día de huelga para casi 5.000 médicos y pediatras de Atención Primaria, llega en un momento en el que las negociaciones se han enquistado y ambas partes no se han vuelto a reunir desde el pasado miércoles y no tienen tampoco fecha en el horizonte para retomar el contacto.

Tras una aproximación en las negociaciones que parecía atisbar un posible acuerdo para terminar con la huelga indefinida, los trabajadores afectados rechazaron la última propuesta de la Consejería de Sanidad por insuficiente. Un último contacto el pasado miércoles, en la tercera reunión entre ambas partes, que ha dado paso a las protestas, con los profesionales dispuestos a llegar "hasta el final".

Las "patologías" del sistema sanitario

La falta de profesionales, el colapso de la Atención Primaria (AP) o la fuga de los médicos a otros países son algunas "de las patologías" que no solo atañen al sistema sanitario madrileño, sino al conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS), según el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

Esta entidad ha analizado la situación sanitaria actual y concluye que el "caos producido en las últimas semanas" ha evidenciado que se trata de "un conflicto sanitario a nivel estructural que afecta a España y, en gran medida, a los países del sur de Europa en su conjunto y no a una comunidad autónoma en concreto", según afirmó su vicepresidente Ejecutivo, Jesús Sánchez Lambás.

El análisis del Grupo de Estudios e Investigación del Instituto Coordenadas señala que España tiene varios hitos adversos en el ámbito sanitario a los que hacer frente con premura. Entre ellos, cita la cuestión docente, "un grave déficit de profesionales, en tendencia alcista, debido, entre otros factores, a la improvisación del sistema MIR y la oleada masiva de jubilaciones que se espera por el envejecimiento del colectivo, sobre todo en determinadas especialidades como la Medicina de Familia.

También, a la fuga de médicos por las condiciones laborales mejores fuera de España, como ocurre en otros países europeos como Francia, Reino Unido, Irlanda, Suiza o Alemania -los destinos más demandados según la expedición de visados por el CGCOM-; así como a la falta de reconocimiento de algunas especialidades, como es el caso de los urgenciólogos, sobre la que este Instituto se viene pronunciando hace más de 10 años, ya que en nuestro país existe una falta de estudios concretos para formarse en Urgencias y Emergencias Sanitarias".