La Comunidad de Madrid ha llevado al Tribunal Supremo la decisión del Ministerio de Sanidad de no permitir su pase a fase 1 hasta en dos ocasiones. En su recurso, Madrid pide que se acepte el cambio de fase de la región como una medida cautelar.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de comunidad, argumenta, en el recurso de 14 páginas presentado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, que cuando el organismo resuelva el fondo del asunto seguramente será tarde y la desescalada habrá concluido en su totalidad.

Por ello, Madrid solicita que sea el Supremo el que valore si Madrid debe pasar a la fase 1 de la desescalada.

"Es notorio que en el presente caso las medidas cautelares positivas resultan el instrumento necesario para hacer efectivo el procedimiento, ya que, a falta de ellas, cuando el recurso se resuelva y se dirima la legalidad de las disposiciones impugnadas, la discusión sobre el progreso de fase en la desescalada haya quedado muy atrás", señala en su escrito la Comunidad de Madrid.

Podría resolverse después de que Sanidad tome la decisión

Para llevar a cabo una medida cautelar, el Tribunal debe pedir la opinión del ministerio de Sanidad a través de la Abogacía del Estado y presentar un informe para tomar la decisión. Un proceso que podría demorarse ya que la decisión de Sanidad sobre los cambios de fase de todo el territorio español se dará a conocer mañana, viernes 22 de mayo.

El Gobierno de Ayuso manifiesta que se podría provocar un "daño irreversible" si el Supremo no estudiase esas medidas cautelares, y pide que se haga con la mayor urgencia posible. No obstante, no ha optado solicitar medidas cautelarísimas que son las que el Tribunal puede resolver en un plazo de 24 horas.

La denuncia de Madrid

El Gobierno que preside Ayuso ha interpuesto la demanda por dos motivos, referidos a las dos ocasiones en las que la comunidad ha pedido pasar de fase y esta solicitud ha sido denegada por Sanidad.

En el primer caso, la Comunidad de Madrid asegura que no hubo un informe que argumentase por qué se denegaba pasar de fase el 11 de mayo, cuando arrancó la desescalada.

En la segunda ocasión, cuando Ayuso reiteró su voluntad de que la región pasase de la fase 0 a la fase 1, Madrid considera que el informe que detallaba los motivos para impedir el cambio de fase llegó después de que el Ministerio de Sanidad hubiese comunicado que no pasaría.

Madrid cree que, por lo tanto, "la resolución no obedece a criterios técnicos aplicados de forma homogénea a todo el territorio".