Graba su mensaje entre lágrimas y se reconoce incapaz de hablar por las mismas. Así es el conmovedor mensaje de una joven afgana de Kabul, la capital, difundido tras la toma de la ciudad por parte de los talibanes.

"No contamos porque hemos nacido en Afganistán", se lamenta la joven. Joven y además mujer, su futuro es oscuro ahora que los integristas se han hecho con el control del país.

"A nadie le importamos, desapareceremos lentamente en la historia", se lamenta la muchacha, que ahora se enfrenta a la pérdida total de los derechos de las mujeres en el país.

Apenas 45 segundos son suficientes para hacerse a la idea del desgarro que la caída del Gobierno afgano ha supuesto para una importante parte del país.

 

Un traductor afgano: "Si me reconocen, me degüellan"

Su testimonio pone los pelos de punta. Fawad ha sido intérprete para las tropas españolas durante 15 años y él y su familia han arriesgado su vida para llegar hoy al aeropuerto de Kabul, a la espera de los aviones que debe evacuarles de Afganistán. Sin embargo, lamenta, "aún no he recibido ninguna llamada de España".

Ha explicado en 'Al Rojo Vivo' cómo ha conseguido llegar desde Herat a la capital. "En cada provincia había controles de los talibanes, se subían a los autobuses, han preguntado muchas cosas, buscando gente que trabaje con el gobierno, pero nosotros hemos respondido que no había nadie". Él se ha puesto un pañuelo rojo que le ha identificado como conductor.

"Me he puesto un pañuelo rojo en la cabeza y he dicho que ayudante de conductor", y ha añadido: "Me preguntaban, '¿Tú quién eres?' y yo les decía 'Y, ayudante de conductor'".

Su familia- además de su mujer, va con sus dos hijos y tres hijas- ha contado, que "está traumatizada". Y él confiesa que tiene miedo a que los talibanes le reconozcan como colaborado. "Si me reconocen, me degüellan", ha dicho.