Felipe González recuerda el momento en el que la cúpula de ETA se reunía para planear un asesinato y lo compara con la foto de Obama y Hillary Clinton en la operación en la que acaban con la vida de Bin Laden. "Ellos dijeron sí, yo dije no".  Al ex presidente del Gobierno siempre le quedará la duda de si hubiera hecho lo contrario hubiera evitado el asesinato de muchos inocentes: "Me duele menos la muerte de un etarra que la muerte de un inocente".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.