La historia de Guatemala, a partir del descubrimiento de América, corre en cierto modo pareja a la española porque el país formó parte de los territorios que conformaron nuestro imperio en tiempos de los Reyes Católicos, parte de su Patrimonio de la Humanidad se creaba en esa época mientras otra parte, es anterior, obra y arte de las civilizaciones mayas.

La Antigua Guatemala | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

En cuanto al patrimonio de la época colonial, es obligado hablar de la Antigua Guatemala: fue fundada en 1543 y se convirtió en una bella ciudad colonial que conserva hoy, casi 500 años después, todo su encanto, un encanto que comienza desde su misma ubicación que obviamente no fue elegida al azar: desde la ciudad se ven los volcanes de Fuego y Acatenango, está en el Valle de Panchoy y sus calles pueden (¡deben!) ser hoy recorridas a pie porque solo así descubrirás las edificaciones del S.XVI restauradas que conserva esta colorista ciudad colonial e histórica.

La Antigua Guatemala | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

La Antigua Guatemala, que fue en su tiempo considerada la tercera capital del país, sufrió varios terremotos y ha permanecido como detenida en el tiempo colonial desde entonces, recorrerla es viajar en el tiempo y es conocer uno de los rincones más bellos del país guatemalteco; ¿qué verás? el Palacio de los Capitanes Generales, el Convento y Arco de Santa Catalina, la Plaza Mayor, el Museo de Jade, la Antigua Catedral de Guatemala o el museo de la Universidad de San Carlos son solo algunos de los edificios históricos que descubrirás.

Parque Nacional Tikal | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Claro que hablar de Patrimonio de la Humanidad y Guatemala no es es solo ceñirnos a la época colonial, ahí está el Parque Nacional Tikal, vestigio monumental del pasado Maya de Guatemala porque es en ese parque donde estaba, y está lo que queda de ella, la ciudad maya de Tikal; estamos ante el asentamiento prehispánico más extenso de Guatemala, tanto que se conservan en él la friolera de 5000 edificios aunque solo el 5% de todos ellos han sido habilitados para ser visitados por los turistas, suficiente para hacernos una idea de la magnificencia de este lugar: espectaculares pirámides escalonadas, templos mayas y otros vestigios del estilo de vida de aquella época como el campo de juego de pelota y otros monumentos, nos recuerdan que Tikal no es solo una ciudad monumental, fue una ciudad viva durante más de 1500 años (entre el año 600 ac y 600 dc).

Ciudad maya de Tikal | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

Además, no hay que olvidar que el sitio arqueológico de Tikal está ubicado en un parque natural que hará las delicias, muy especialmente, de los amantes del avistamiento de aves.

Parque Nacional Tikal | Imagen cortesía de Turismo de Centroamérica

El Parque Nacional Tikal y la Antigua Guatemala son visitas obligadas e inolvidables en el país pero no son las únicas porque no son estos los únicos tesoros que conserva Guatemala: el Parque Arqueológico Quiriguá, que alberga la antigua ciudad maya de Quiriguá y Petén y Yaxhá con sus templos escalonados y sus juegos de pelota de la época maya, son también lugares históricos y artísticos, amén de naturales, que merecen una visita; eso sí, ya que en nuestros viajes no siempre hay tiempo para todo y puestos a elegir, la Antigua y Tikal componen una magnifica selección guatemalteca.