Contemplar animales salvajes en total libertad es una de esas maravillas que difícilmente pueden describir con palabras aquellos que las han experimentado. El asombro de quien observa aumenta dependiendo del animal en cuestión, y uno de los primeros puestos del ranking lo ocupan los osos. Esos animales majestuosos que pueden dejar petrificado a cualquiera, ya sea por el miedo que generan en ciertas situaciones o por la enorme belleza que siempre les acompaña.

Estamos acostumbrados a ver reportajes de estos animales en completa libertad en los espectaculares bosques de Canadá, por poner un ejemplo, pero muy cerca de nosotros también podemos contemplar cómo viven y disfrutar de lo que ello conlleva. Si tú también quieres experimentarlo en primera persona, apunta estos cuatro lugares y comienza esta aventura tan mágica.

Asturias | España

Asturias

Por supuesto, Asturias se coloca siempre a la cabeza. Concretamente lo hace el Parque Natural de Somiedo, lugar en el que el clima fomenta que se pueda observar a los osos en cualquier época del año. Pese a que allí te darán toda la información necesaria, conviene saber que necesitarás paciencia y unos prismáticos, así como que el mejor lugar para el avistamiento es el Mirador del Príncipe.

Cantabria | España

Cantabria

Continuamos en el Norte de España. La Cordillera Cantábrica también puede presumir de albergar numerosas colonias de osos. De nuevo, la paciencia vuelve a ser importante, al igual que conocer los lugares en los que la observación es más factible. Destacan las zonas de la Montaña Palentina, la Montaña Oriental Leonesa y todo el suroeste de Cantabria.

Pirineos | España

Pirineos

Como ya imaginarías, los Pirineos también nos permiten observar a estos animales en total libertad, aunque con algo más de dificultad. Y es que en la zona el número de ejemplares es bastante más reducido. Los mejores lugares para hacerlo son Cerdanya, el Valle del Roncal, el Valle de Ossau y Aspe.

Cuenca | España

Cuenca

Esta última opción gustará mucho a quienes vivan en la parte central de la Península Ibérica. En Castilla La Mancha, concretamente en Cuenca, también podemos observar osos. Allí nos encontramos, dentro de la Serranía de Cuenca, con el Parque Cinegético El Hosquillo, perfecto para vivir la experiencia. En el llamado Rincón del Buitre podremos observar una hermosa colonia de osos que vive en total libertad.