Viajestic » Espectacular

Naturaleza sorprendente

La Calzada del Gigante, un lugar de leyenda y de imponente naturaleza

La Calzada del Gigante es uno de los paisajes más espectaculares de un país que si de algo puede jactarse es de la espectacularidad de su naturaleza, Irlanda; y es, además, un lugar de leyenda...

Calzada del Gigante

Imagen cortesía de Turismo de Irlanda Calzada del Gigante

Publicidad

La costa región de Antrim es una de las zonas más espectaculares del mundo y es que allí está la Costa de la Calzada, una zona llena de puntos espectaculares como el puente colgante de Carrik-a-Rede o las ruinas del castillo de Dunluce aunque el rincón más espectacular de esta zona de la costa irlandesa, el que no te puedes perder es la famosa Calzada del Gigante.

Lo primero ¿cómo llegar a esta zona de Irlanda del Norte y disfrutarla? ponte Belfast por destino, sí, Belfast, la ciudad que se hizo tristemente célebre en los tiempos duros del IRA, una ciudad que es hoy moderna y disfrutable, también famosa por importantes hitos como la construcción del Titanic o momentos literarios, sus paisajes inspiraron a Jonathan Swift para escribir Los Viajes de Gulliver; es además una de las localides más cercanas a la Costa de la Calzada. Una vez en Belfast lo ideal, si te atreves a conducir al revés, es que alquiles un coche y te dispongas, mapa en mano (y GPS) a recorrer la Costa de la Calzada y descubrir, con asombro, la Calzada del Gigante.

Calzada del Gigante | Imagen cortesía de Turismo de Irlanda

En cuanto te acerques a la Calzada del Gigante (tendrás que recorrer un paseo de algo menos de un kilómetro para poner tus pies sobre ella) entenderás, sin mayores explicaciones, por qué es un lugar de leyenda (y por qué la UNESCO la considera Patrimonio Mundial), parece de todo punto imposible que sea obra de la naturaleza pero lo cierto es que así es: verás entorno a 40.000 piedras hexagonales casi perfectamente talladas que permanecen ahí, ajenas al paso del tiempo, desde hace casi 60 millones de años, su origen es volcánico pero, como la imaginación irlandesa es rica a rabiar, hay quien dice que es otro...

Y es que la Calzada del Gigante es también un lugar de leyenda: cuentan que vivían en Irlanda y Escocia dos gigantes que se detestaban; Fionn, el gigante irlandés, harto de los insultos de Benandonner, el gigante escocés, construyó una gran calzada que le permitiera cruzar el mar y plantarse en Escocia pero Benandonner destruyó aquella calzada y lo que hoy llamamos la Calzada del Gigante (ahora ya sabes por qué se llama así...) son los restos de la construcción de Fionn.

Calzada del Gigante | Imagen de Caspar Diederik, cortesía de Turismo de Irlanda

Si visitas este espectacular lugar, además de hacer un sinfín de fotos (aunque solo sea para decir que tú también has estado en uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos...), no debes dejar de acercarte a su centro de visitantes porque allí descubrirás no solo los detalles de la leyenda de este lugar sino también todo lo que sabemos de él y de su naturaleza.

Más información en Turismo de Irlanda

Publicidad