UN COMPORTAMIENTO REPROBABLE

UN COMPORTAMIENTO REPROBABLE

Rincones del planeta que no volverán a ser los mismos por culpa de turistas vandálicos

El mal comportamiento de algunos viajeros se ha cebado con el patrimonio histórico y natural que durante siglos y milenios asombró a todo el mundo. Estos son algunos de los lugares que jamás volverán por culpa de vándalos.

Kiwanda
La roca, antes de ser derribada, en la costa de Oregón | Twitter

Los cientos de viajeros que visitan los espectaculares acantilados del cabo Kiwanda, en uno de los Parques Naturales de Oregón (noroeste de Estados Unidos), van a llevarse una desagradable sorpresa cuando se den cuenta de que uno de los principales reclamos del lugar, una roca en forma de triángulo invertido que la erosión había dejado con una forma muy particular, ya no está.

Era una de las estrellas del parque y muchos se hacían allí fotos que compartían en redes sociales, pero ya no está. La razón, según investiga la policía del parque, un grupo de ocho visitantes que la empujaron hasta hacerla caer y cuya acción vandálica fue grabada en vídeo por otra persona. Según parece, todo porque uno de los vándalos se rompió la pierna bajando de la roca y "quería venganza".

Kiwanda

La de Oregón ha sido la última de las horribles acciones que han sufrido diferentes puntos del planeta que destacaban por su belleza y que, desgraciadamente, no volverán jamás. Estas son otras que, para nuestro pesar, acompañan a la roca caída al mar.

También en Estados Unidos, pero en el Estado de Utah, se encuentra el valle de Goblin, donde dos hombres adultos miembros de un grupo de boyscouts grabaron en vídeo cómo demolían una formación rocosa con 170 millones de años de antigüedad. Puedes ver el vídeo a continuación:

Lejos de allí, en China, se ha calculado que un 10% de la Gran Muralla ha desaparecido víctima de la sobre explotación turística, la falta de mantenimiento y, menos, por erosión. Un 10% podría parecer poco, pero en un monumento de las dimensiones de este, estaríamos hablando de 2.000 kilómetros, una auténtica pasada. Incluso se ha visto cómo algunos turistas pateaban el monumento hasta hacer saltar piedras.

Desperfectos en la Muralla China

El muro de John Lennon en Praga, el lugar de los lemas y símbolos de paz que recuerdan al cantante de The Beatles en la ciudad, fue cubierto por completo de pintura blanca por un grupo de desconocidos hace unos años. Sobre la pintura blanca escribieron ‘Wall is over’ (Se acabó el muro). Las pintadas originales no se recuperarán, pero pacifistas y seguidores del cantante lo volvieron a llenar de color.

El muro, tras el ataque vandálico, volvió a recuperar color

En Italia, un monumento del siglo XVIII que representaba a Hércules fue rota en la parte de su corona, que cayó al suelo haciéndose añicos. Y todo porque un par de turistas no tuvo otra idea mejor que sacarse un selfie subiéndose a ella. Ocurrió en el palacio Loggia dei Militi de Cremona, un edificio del siglo XIII.

El antes y el después del monumento de Cremona

En Tailandia, una pequeña isla ha sido cerrada al turismo tras correr el riesgo de que desaparezca todo su ecosistema. Arrasada por la masiva presencia de barcos y gente en las playas, Koh Tachai aun podría salvarse, pero aun es pronto para asegurarlo. Tras los monzones comenzará la restauración y habrá que ver si se renuevan los corales y la vegetación, así como la fauna perdida.

Isla de Koh Tachai, en Tailandia

Son solo algunos ejemplos. Una pena que no todo el mundo sepa comportarse.

Sergio Cabrera | @sergiossen | Madrid
| 09/09/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.