El exclusivo refugio de montaña de "La espía que me amó"

El exclusivo refugio de montaña de "La espía que me amó"

El exclusivo refugio de montaña de "La espía que me amó"

Un romántico hotel en el Tirol del Sur

La espía que me amó, estrenada en 1977, es la décima película de la saga de James Bond. La tercera protagonizada por Roger Moore, quien pudo disfrutar de este maravilloso y espectacular paisaje del norte de Italia. Situado en los Dolomitas a 884 metros sobre la ciudad de Merano, Miramonti Boutique Hotel ofrece impresionantes vistas panorámicas de las montañas y de la ciudad balneario que se asienta a sus pies. Los alrededores de este refugio alpino fueron en la época sets de numerosas escenas de una de las películas del agente 007. Y todos los domingos por la tarde, el hotel proyecta en el salón una sesión cine para recordar el rodaje. Este exclusivo y romántico refugio de montaña ubicado en el Tirol del Sur, en Italia fue testigo de aquellas escenas de James Bond. Sobre la ladera de la montaña a 1.230 metros sobre el nivel del mar, desde el mirador de cristal del Miramonti Boutique Hotel se puede disfrutar del Valle Etsch y la Vigiljoch. Es el destino perfecto para disfrutar de unas maravillosas vacaciones en pareja con Spa o para pasar una romántica luna de miel. Las 36 confortables habitaciones del Miramonti Boutique Hotel son amplias, y decoradas con muebles contemporáneos, todas con excepcionales vistas, TV vía satélite y todas las comodidades. 10 Suites con dos camas king size, 12 habitaciones dobles con una cama king size y 14 habitaciones superiores con una cama king size y 2 camas adicionales. Algunas de ellas con bañera de hidromasaje. Con Wi-Fi gratuita y acceso a Internet. Precios desde 113 euros la noche. Un tesoro único, un pequeño paraíso para los amantes del lujo y el glamour. Un santuario protegido, rodeado de bosque, amor por la naturaleza y mimo. Un hotel que combina la elegancia con los espacios amplios y abiertos, sencillos, donde el silencio de la montaña lo envuelve todo. Un lugar en el que disfrutar de la tranquilidad y los pequeños detalles. Con zona de bienestar y Spa, con piscinas cubiertas, saunas, baños de vapor en piedra natural y bañera de hidromasaje al aire libre, así como con una gran variedad de tratamientos con reserva previa. Todas las mañanas se sirve un desayuno buffet abundante con platos caseros ecológicos típicos de la región. El restaurante Panorama, que posee una estrella Michelin, está acristalado y ofrece cocina creativa en un ambiente elegante y con vistas panorámicas. Situado en Avalengo, a 4 kilómetros de la estación de esquí Merano 2000, es perfecto para los amantes de los deportes de invierno, con guardaesquíes gratuito con secador de botas, servicio de traslado gratuito a las pistas de la estación y garaje. Sin duda un establecimiento maravilloso para disfrutar con tu pareja.

Viajestic | Viajestic
| 18/01/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.