Tibidabo, Barcelona

Este parque se inauguró en 1901, dando lugar al primer parque de atracciones en España, y uno de los más antiguos en Europa. Desde sus orígenes cuenta con unas veinticinco atracciones, entre las que se encuentran: L'Avió que es uno de los primeros simuladores de vuelo y que además esté propulsado por su propia hélice; la Talaia, atracción que se inauguró en 192d; y el Museo de Autómatas, con piezas de finales del siglo XIX y principios del XX, entre otras. También está el Dididado, que es el primer cine en 4D de Cataluña.

Imagen no disponible | Montaje

Blackgang Chine, Inglaterra

En 1842 se inauguraba este conjunto de atracciones en la británica isla de Wight, situada en la costa sur de Inglaterra. Antes de que instalase el parque, la isla era el punto de encuentro de contrabandistas. Cuando el ferrocarril se populariza y llega a las costas, este lugar empieza a ser un destino turístico bastante recurrente. De esta forma un empresario vio la oportunidad de un negocio y construye el parque junto a un hotel. El principal reclamo de este centro de ocio fue el enorme esqueleto de una ballena, que aún hoy sigue expuesto.

Imagen no disponible | Montaje

Parque de atracciones Monte Igueldo, San Sebastián

Este parque cuenta con la peculiaridad de que se puede llegar al parque en funicular, pues está situado en la cima del Monte Igueldo. Se abrió al público en 1912 inaugurado por la Regente Mª Cristina, y desde entonces no ha dejado de ser el lugar preferido de muchas familias para pasar un buen día. En sus orígenes el parque tenía un casino, salón de actos y restaurante. Será el arquitecto Luis Elizalde quien diseñe las estaciones del funicular. Una de las atracciones más populares es la Montaña Suiza (1928), la montaña rusa de acero más segura del mundo aún en funcionamiento.

Imagen no disponible | Montaje

Bakken, Dinamarca

Este sea, sin duda, el parque temático más antiguo del continente y del mundo, abierto en 1583 y localizado en Klampenborg, a tan sólo 15 minutos de Copenhague. Por aquella época el agua de la ciudad era de muy mala calidad, y en la zona donde se encuentra el parque se descubrieron aguas manantiales que se creyeron con propiedades curativas. Los habitantes de Copenhague se sintieron atraídos y comenzaron a acudir en muchedumbre, lo cual atrajo a animadores y vendedores ambulantes cuya presencia comenzó los orígenes de los parques de atracciones como se conocen actualmente.

Imagen no disponible | Montaje

Wurstelprater, Austria

En el Prater de Viena, en el segundo distrito, Leopoldstadt se encuentra este parque cuyos orígenes se remiten a 1766. Los primeros bares, puestos y boleras se abrieron en el terreno y nació el Wurstelprater. La tracción más popular es la noria conocida como Wiener Riesenrad, pero el parque también cuenta con montañas rusas, coches de choque, etc. La entrada al recinto es de libre acceso, y se paga en las atracciones en las que queremos montar, éstas suelen estar gestionadas por familias locales.

Imagen no disponible | Montaje

Seguro que te interesa

Los parques temáticos más raros del mundo

Un parque de atracciones de lo más original