Hace unos días ya os contábamos que una de las principales amenazas a las que tenían que hacer frente los usuarios de Zoom era precisamente al Zoombombing, que no es otra cosa que esas ocasiones en las que personas extrañas entran en una reunión de la aplicación. Esto ocurre más veces de las que nos gustaría, y desde luego es una de las cosas que menos gustan a los usuarios de la aplicación, y quizás una de las primeras razones por las que podrán plantearse dejarla por otra. Para evitar de nuevo estas situaciones, Zoom se está actualizand con novedades en este aspecto, que intentan reducir los riesgos de la presencia de desconocidos en las salas de reunión.

Novedades para luchar contra el Zoombombing

El ID de Zoom es un elemento clave de sus reuniones, ya que es a través de él como podemos enlazar a las personas para que se conecten a una reunión que hayamos creado. El problema hasta ahora es que esos ID abiertos permitían entrar a cualquier persona que pudiera acceder a él, como por ejemplo desde un buscador web. Pues bien, ahora los PMI, que es como se conoce comúnmente a los ID de las reuniones, se van a poder deshabilitar, para que tengan que ser actualizados obligatoriamente por los participantes. Esto quiere decir que en este modo no podrán acceder tan alegremente a las reuniones ajenas si no es de esta forma, renovando estos PMI por otros nuevos, que lógicamente facilitará el anfitrión.

Zoom | Foto de cottonbro en Pexels

Aun así, para los que prefieran la inmediatez del proceso existente hasta ahora, de los ID aleatorios, sigue siendo posible iniciar de esta manera las reuniones. Desde Zoom aseguran que la posibilidad de poder deshabilitar el PMI reduce al mínimo el riesgo de que alguien extraño se pueda sumar a una llamada como ocurría hasta ahora. Por lo tanto es una capa de seguridad extra que permite sin duda tener un mayor control de las personas que entran en estas reuniones. Aunque hace ya unos días os enumerábamos algunas precauciones que podíamos tomar en el caso de querer evitar estas intrusiones en las reuniones.

También para evitar estas intrusiones, a partir de este próximo fin de semana será necesario contar con contraseñas en todas las reuniones, por lo que no será tan fácil poder acceder a ellas, al no contar siempre con una de estas contraseñas. Así que el crear salas de reunión sin contraseña ya no debería ser posible. De esta manera las personas que encuentran reuniones en el buscador de Google no deberían ser capaces de poder entrar a estas reuniones, al no poder acceder a esas contraseñas que dan acceso a ellas. En cualquier caso parece que Zoom se está tomando más en serio que nunca la seguridad de sus reuniones. Y es que precisamente la gran ventaja de Zoom, que es la sencillez e inmediatez con la que se pueden hacer estas reuniones, era hasta ahora uno de sus grandes atractivos. Veremos si finalmente estas restricciones no reducen el número de usuarios de manera proporcional a como se aumenta la seguridad.