En este mundo cada vez más conectado en el que vivimos, las personas ya no solo tenemos una identidad física, sino también una virtual o digital, como queramos denominarla. Esto ha convertido a nuestra actividad en las redes sociales, sean cuales sean, en una extensión de nuestra personalidad, hasta tal punto de que ya serán tomadas en cuenta por parte de las autoridades para crear un perfil de nosotros. Eso es lo que precisamente va a hacer Estados Unidos con los visitantes del país, analizar su comportamiento en redes, y en la manera en que se comporta en ellas.

Tu comportamiento en redes, clave para entrar en Estados Unidos

Ahora hemos conocido que las autoridades de Estados Unidos podrán requerir nuestros perfiles de redes sociales cuando vayamos a entrar en el país. Como sabéis, antes de entrar en Estados Unidos debemos rellenar un formulario y solicitar una “VISA” que en la mayoría de casos no pasa de ser un mero trámite, pero que en el caso de personas “conflictivas” según los estándares de seguridad del país, puede suponer directamente la prohibición de entrar en el país.

Nuestros perfiles en redes sociales serán estudiados por Estados Unidos | Pixabay

Por tanto, las redes sociales se convertirán de esta manera en un factor más que influirá directamente en nuestro perfil global como visitante del país. Como es lógico, no sabemos qué factores serán determinantes en nuestros perfiles de redes sociales a la hora de influir en la entrada en un país. Pero como es lógico, cuando más beligerante sea nuestra actitud en redes y más activa políticamente, es de suponer que podrá ser un impedimento o al menos restar puntos en nuestro perfil de visitante al país.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha aclarado que con esta medida quieren “mejorar los procesos de detección de amenazas para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos, mejorando el proceso para examinar a aquellos solicitantes de entrada en el país y así confirmar su identidad” por tanto se confirma que nuestra actividad en redes sociales será clave a la hora de poder acceder al país en un futuro. De hecho debemos tener en cuenta que estas redes sociales pueden decir mucho de nosotros, en el caso de utilizarlas activamente.

Esta medida afectaría a más de 15 millones de potenciales visitantes en todo el mundo, que ahora al rellenar la solicitud de “Visa” se encontrarán con un campo en el que tendrán que introducir sus datos de las cuentas que tienen en diferentes redes sociales. El Departamento hará lo propio solicitando la información a los visitantes de sus cuentas en Twitter, YouTube, Instagram o Facebook. Evidentemente no sabemos hasta qué punto afectará a este tipo de exámenes de identidad que nuestras cuentas sean privadas. No sabemos entonces cómo actuará el Gobierno Norteamericano en consecuencia. Por tanto es de esperar que sea una medida que levante de nuevo una polvareda, en todo lo relacionado con la privacidad y los derechos civiles relacionados con Internet y las redes sociales. Ya que precisamente en esos casos en los que queramos mantener nuestra privacidad, no sabremos cómo se protegerán estos derechos.