Facebook estaría cocinando una nueva app. Se trataría, tal y como ha revelado The Wall Street Journal, de una cámara que estaría destinada a ser la nueva arma con la que la red social quiere levantar la tasa de contenido personal que comparten los usuarios. Y es que en los últimos meses este tipo de contenido ha disminuido.

Al menos esto es lo que indicaba un artículo publicado en el portal The Information, que cifraba en un 21% el descenso que hubo desde mediados de 2015 a mediados de 2014 en el contenido personal compartido en Facebook. Especialmente preocupante para la red social sería el hecho de que esta tendencia es si cabe más pronunciada en los menores de 30 años.

La cuestión es que en Facebook se sigue compartiendo mucho contenido, pero los datos indican que la abundancia de noticias de periódicos, vídeos virales y otro tipo de posts populares hacen que las fotos y publicaciones personales brillen menos. Así, una aplicación de cámara, que incentive a subir las fotos del smartphone a Facebook, podría ser una pieza clave para equilibrar de nuevo la balanza.

Eso sí, tendrá que aportar al usuario lo suficiente para atraparlo: Google trató de hacer algo parecido con Google+ -¿alguien se acuerda de aquella red social?- cuando la compañía aún tenía planes para rivalizar con Facebook en este terreno.

Aquella funcionalidad hacía que se subieran automáticamente a Google+ las fotos que se hacían desde la cámara del smartphone. Así, algunos usuarios de Android que no habían subido ningún contenido personal a Google+ se encontraron con fotos suyas en su perfil. Si bien es cierto que las imágenes no aparecían públicamente hasta que el usuario no daba su consentimiento expreso, se trató de una controvertida manera de estimular que los usuarios compartieran sus contenidos personales. No funcionó.

Fotos desde el móvil

Queda ver si a Facebook le sale bien esta jugada y los usuarios acaban usando su (pretendida) aplicación de cámara. Las fotos que hacemos con nuestro smartphone constituyen un contenido muy personal, alejado de los post de noticias y las publicaciones interesadas de las páginas de Facebook, así que se trata de contenido sensible

En cualquier caso, uno de los mayores éxitos de Facebook ha consistido en convencer a la gente para que comparta sus momentos, pensamientos y sensaciones. Este tipo de contenido es el que diferencia a la red social de agregadores de noticias o plataformas de recomendación. Y es la esencia que la compañía tiene que cuidar para que evitar que otro servicio se ponga de moda y le haga sombra.