TecnoXplora » Redes Sociales

HERRAMIENTAS PARA BLOQUEAR FACEBOOK

Bloquea el Facebook de tu hijo mientras estudia: algún día te lo agradecerá

Se acabó escuchar las coartadas que inventa tu hijo para chatear y cotillear en los perfiles de Facebook de los amigos o lanzar tuits a discreción cuando debería estar estudiando. Que tiemblen los pequeños de la casa: sus padres podrán echar el candado a las páginas que les distraen sin remedio. Se enfadarán, claro, pero tranquilo: cuando sean mayores lo entenderán.

Una estudiante delante de una pantalla con Facebook

CTEP AmeriCorps en Flickr CC Una estudiante delante de una pantalla con Facebook

Publicidad

Siempre la misma cantinela. Empezamos la semana con fuerza, pensando que nos va a sobrar tiempo para completar las mil y una tareas que hemos apuntado en nuestra agenda. Nos lo tomamos con calma. Martes, miércoles, jueves, viernes... Tampoco tiene por qué cundir el pánico, vamos bien (o eso queremos pensar). Al final, para no perder la costumbre, acabamos haciéndolo todo deprisa y corriendo el domingo por la tarde.

Nos cuesta horrores administrar nuestro tiempo y ser eficientes a hora de trabajar. Con los pequeños de la casa, que aprenden de nuestros hábitos y suelen tener menos sentido de la responsabilidad, la cosa es aún más grave. En vez de entregar un informe o preparar la documentación necesaria para una reunión, ellos tienen que sacar adelante sus estudios e ir aprobando los exámenes. Hay una cosa que no cambia: también lo dejan para el último día.

Podemos inculcarles el valor de ser previsores y esforzarse, y después confiar en su buena voluntad, o podemos apostar por herramientas como Cloud Turkey para tenerles controlados. Gracias a este y otros programas similares, podremos acrotar el tiempo que pierden visitando los 'timelines' de sus redes sociales.

Cold Turkey

 

Inmersos en su etapa más rebelde, tus hijos dicen que van a su habitación a estudiar y, qué casualidad, cuando entras en Facebook te encuentras un comentario suyo publicado hace apenas un minuto. ¿Estarán estudiando o merodeando por internet? Ahora no tendrán escapatoria. Con Cold Turkey puedes restringir su acceso a ciertas páginas y programas. Para todos los navegadores. No les será suficiente con saltar de Chrome a Mozilla o viceversa. No tendrán escapatoria.

En un primer momento, ya te lo advertimos, no les gustará nada esta medida. Con suerte, el paso de los años hará que te lo agradecerán. Gracias a esta herramienta podrás marcar en un calendario los tiempos en que deben estudiar y los momentos de descanso en que Facebook, Twitter y el resto de páginas que suelen consultar estarán accesibles. Así lograrás que sean más eficientes a la hora de hincar los codos.

Eso sí, si apuestas por Cold Turkey has de saber que los programas y páginas a los que eches el cerrojo también quedarán vetados para el resto de personas que utilicen ese ordenador (solo el usuario 'paterno' del sistema operativo quedará libre de todo candado, para que puedas hacer y deshacer a tu antojo).

Howard Tilton Library Computers 2010.jpg

Obviamente, el objetivo de esta herramienta no es privar a los estudiantes de las ventajas que puede conllevar una búsqueda en la Red. Incluso si decide bloquear cualquier navegación, el progenitor puede marcar algunos 'sites' como excepciones por si sus retoños quieren, por ejemplo, ampliar información en Wikipedia.

Para que los menores más avispados no sientan la tentación de hacer trampa, la herramienta permite bloquear también su propia configuración, de tal forma que tus hijos no puedan alterar el bloqueo de páginas y programas que hasyas establecido en el horario. Si intentan saltarse ese bloqueo cerrando Cold Turkey, directamente se bloquean todas las páginas seleccionadas hasta que el ordenador se reinicie. Nada de trucos.

Conste, eso sí, que esta herramienta solo impide a los pequeños distraerse con el ordenador. Todavía podrán utilizar sus móviles para charlar con los amigos por WhatsApp o ver algún que otro vídeo en YouTube. Eso, afortunadamente, tiene solución. Basta con quitarles el 'smartphone' cuando tenga que estudiar o instalar en su teléfono alguna aplicación similar a Cold Turkey (que haberlas, haylas).

Si implantas todas estas precauciones en redes sociales no habrá coartada que valga. Si tu hijo es un poco pícaro, probablemente, te dirá que se marcha a una biblioteca porque allí se concentra mejor, pero contra eso no puedes hacer mucho... Toca recurrir a los tradicionales castigos y prohibiciones. Todo sea por las notas.

Publicidad