WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más popular del mercado, de eso no nos cabe duda. Y desde su lanzamiento se ha convertido en la primera opción de mensajería para cientos de millones de personas en todo el mundo. Lo que muchos no saben sencillamente porque no es una función creada como tal, es que podemos utilizar la app como una nube en la que subir nuestros datos en forma de documentos o contenidos multimedia. Esta es una utilidad que se puede usar dentro de WhatsApp de una manera un tanto casual, y que como vais a ver a continuación, es realmente sencillo de utilizar en el día a día, hasta convertirse en una auténtica rutina.

Utiliza WhatsApp como tu disco virtual en la nube

No es nada nuevo, pero quizás pueda ser algo desconocido para muchos usuarios de WhatsApp. E incluso es posible que muchos de vosotros ya lo estéis utilizando de esta forma de una manera inconsciente. Porque como decimos no se trata de una función como tal de WhatsApp, sino un atajo para poder utilizar la aplicación como una nube de almacenamiento. Precisamente es en este vídeo donde os explicamos la manera en que podemos utilizar WhatsApp como eso, como una unidad de almacenamiento en la nube. Para ello lo que debemos hacer es crear un nuevo grupo, del que por ejemplo formemos parte junto a un amigo que se preste a ello.

Después una vez que se ha creado podemos eliminar a este amigo del grupo, no porque tengamos nada contra él, sino para liberarle de futuros comentarios y mensajes. Una vez que nos quedamos solos en el grupo, es el momento de ponerle un nombre descriptivo de la nueva función que va a tener. Por ejemplo podemos llamarle “nube de Juan” o “documentos de Juan” lo que os parezca más práctico. Una vez que esta creado este grupo en el que somos el único integrante, solo tenemos que enviar a ese grupo los documentos que queramos guardar, ya sean imágenes, vídeos, texto, o documentos adjunto de cualquier tipo. Al enviarlo a este grupo, todo quedará almacenado en este chat.

De tal manera que solo tendremos que entrar en él para poder recuperar todos esos contenidos cunado sea conveniente. Incluso podremos hacer una búsqueda a posteriori, o entrar en la sección de documentos y enlaces para tener acceso directo a todos los contenidos que hemos guardado en este lugar. De esta manera el grupo actúa como una unidad de almacenamiento en la nube, ya que podemos tener acceso a ella desde cualquier lugar.

También desde otros dispositivos donde podamos configurar WhatsApp, como por ejemplo en el ordenador. Porque tanto desde la versión de escritorio como desde WhatsApp Web podemos acceder al grupo que hemos creado y a todos los archivos guardados. De tal manera que al fin y al cabo funciona como una nube a la que se tiene acceso desde cualquier lugar. Y además una nube que se guarda en la copia de seguridad automática, por lo que cuando restauremos nuestra cuenta seguirá ahí todo nuestro contenido.