2019 pasará a la historia como el año en el que se lanzó comercialmente el 5G al mercado. No fueron muchas compañías, ni en una ingente cantidad de países, pero puede decirse que fue el momento de su estreno. Una tecnología que todo el mundo afirma que va a ser revolucionaria y a la que está costando arrancar. No en vano, todavía son bastantes las operadoras que trabajan en España y que no han comercializado tarifa alguna vinculada a este nuevo estándar.

Pero aunque las infraestructuras vayan un poco más lentas de lo normal, al final los fabricantes de móviles tienen que armarse de modelos que puedan aprovechar sus enormes velocidades de transferencia, esperando a que el mercado comience a verlos como una presencia necesaria dentro de esa rueda que es la innovación. Así que el 5G, como buena tecnología de última generación, se ha convertido en un artículo de lujo cuyos smartphones disponibles en el mercado se venden todavía en horquillas de precios muy alejadas de lo que gastamos los usuarios de media.

Y es que estamos hablando de que, ahora mismo, el segmento de precios en el que se están moviendo estos terminales parte de los 599 euros del Xiaomi Mi Mix 3 y llega hasta los más de 2.000 del Galaxy Fold de Samsung (el móvil plegable de los coreanos). Sin olvidarnos de los 1.200 del Note10 aterrizado en el último cuarto del año pasado, o el Huawei Mate 20 X que se queda en cerca de 850.

Samsung Galaxy Fold 5G. | Photo by Mika Baumeister on Unsplash

Sea como fuere, es evidente que el mercado no se va a mantener en esos precios porque entonces las operadoras no tendrían motivos para lanzar ofertas con tarifas vinculadas a esa tecnología 5G, por lo que debe producirse un necesario ajuste. ¿Tanto como para que nos haga dudar en nuestra próxima compra si decantarnos por uno de estos terminales? Pues todo parece indicar que sí.

Huawei ve recortes importantes de precio este año

El responsable de realizar una previsión así ha sido Yang Chaobin, Presidente de los productos 5G de la marca china, que ha declarado que desde su compañía esperan ver, a finales de 2020 o principios de 2021, un recorte importante que llevará a algunos fabricantes a ofertar teléfonos con precios a partir de los 130 euros (unos 1.000 yuanes chinos) al cambio. Fijaos si es trascendente esa rebaja que, ahora mismo, en China es posible comprar móviles con conectividad 5G en el rango de precios de los 650 euros (unos 5.000 yuanes), con excepciones que han conseguido situarse en el entorno de los 395 (3.000).

Con este panorama, si estás pensando que que tu próximo smartphone vaya a contar con 5G sí o sí, lo mismo te interesa esperar hasta finales del presente año y adquirir un dispositivo que te va a servir durante mucho tiempo, al menos en lo que a rapidez en su conexión de datos se refiere. Porque si algo ya sabemos, a ocho meses vista, es que aunque los iPhone 12 que llegarán en septiembre tengan 5G... no se tratará de terminales ni baratos, ni económicos.