TecnoXplora » Móviles

Móviles

Samsung podría reducir el tamaño de su Galaxy S22, más pequeño que un iPhone 13

Sería también más delgado que el teléfono de Apple

Samsung Galaxy S21

Samsung Samsung Galaxy S21

Publicidad

Hace solo tres días Apple presentaba su nuevo iPhone 13, un móvil que un año más es un teléfono más compacto de lo habitual respecto de lo que se ha convertido en un tamaño prácticamente estándar en el mercado de móviles. Si lo normal en todas las gamas es contar con pantallas de alrededor de 6,5 pulgadas, el iPhone 13 este año cuenta con una pantalla de 6,1 pulgadas. Pero parece que Samsung podría llevar al extremo esta tendencia a la baja en el tamaño de la pantalla, reduciendo su tamaño aún más. Al menos eso es lo que desvela uno de los principales filtradores de la industria.

Un Galaxy S21 más pequeño

Según estas informaciones el nuevo teléfono de Samsung tendría una batería más pequeña incluso que la de este año, de hecho, esta reduciría su capacidad hasta los 3700mAh. Desde luego un tamaño mucho más pequeño que el de la mayoría de teléfonos del mercado, y más similar con el que cuentan tradicionalmente los iPhone. En este tuit, Ice Universe apunta a que no solo la batería será más pequeña, sino que también será más pequeño el teléfono, incluso que un iPhone 13. Por tanto, podríamos esperar un Samsung Galaxy S22 más compacto, quizás con una pantalla de solo 6 pulgadas o incluso inferior.

 

Pero además de esto, el nuevo teléfono de Samsung podría ser más delgado incluso que el teléfono de Apple, y es que mientras el iPhone 13 tiene un grosor de 7.7mm, el teléfono de Samsung podría contar con uno aún menor, pasando quizás de los actuales 7.9mm a los 7.5mm o 7.6mm. Por tanto, parece que Samsung se estaría dejando llevar por la estrategia reciente de Apple, que no cuenta con un móvil de tamaño compacto, sino con dos. Porque recordemos que el iPhone 13 mini cuenta con una pantalla más compacta aún, de solo 5,4 pulgadas. No creemos que llegue a un tamaño tan pequeño, pero no sería extraño ver un teléfono con un tamaño medio, entre ambos.

Así que parece que Samsung podría haber advertido oportunidad de negocio en el segmento de los móviles más compactos. Y es que a día de hoy son una rara avis los teléfonos que cuentan con pantallas de menos de 6,4 pulgadas. Y es que con la desaparición de los bordes de pantalla y los notch, las pantallas de los móviles han ido aumentando cada vez más, sin tener que aumentar en demasía el tamaño del propio teléfono. Si hace tres o cuatro años un teléfono de 5,7 pulgadas era considerado un phablet, un híbrido de móvil y tablet, ahora consideramos en este segmento solo a aquellos teléfonos que cuentan con pantallas de al menos 6,7 o 6,8 pulgadas.

Así que como suele ser habitual, puede que la estrategia de los fabricantes ahora tienda a lanzar nuevos modelos de tamaños más compactos, que sobre todo son agradecidos por personas con manos pequeñas. Porque la realidad es que las pantallas tan grandes que son ahora habituales no son tan sencillas de manejar para muchas personas.

Publicidad