Esta semana estamos siendo bastante insistentes con los nuevos iPhone 11, pero es evidente que son de los móviles que acaparan más interés de los usuarios a lo largo de todo el año. Este año es quizás el que hemos visto a unos iPhone más conservadores, desde que Apple lanzara el iPhone X con numerosas novedades. Hace unos minutos que Apple ya permite reservar los nuevos iPhone, para que se entreguen a sus propietarios el próximo 20 de septiembre. Por esa razón si estás pensando en jubilar tu actual iPhone, te damos algunas claves para saber si se trata de una buena o mala idea.

¿Deberías comprarte los nuevos iPhone 11 Pro teniendo un iPhone X o XS?

Evidentemente la primera respuesta y más directa a esta pregunta es la de “depende” porque pueden variar mucho las respuestas dependiendo del iPhone que tengas actualmente. Debemos dividir el iPhone en tres apartados claros que nos permitan saber si estamos nos merece la pena actualizarnos. Como son los del diseño, el rendimiento y la cámara de fotos. Hay que decir que los nuevos iPhone 11 Pro y Pro Max cuentan con una nueva cámara de fotos triple con tres sensores de 12 megapíxeles.

Probando el iPhone 11 Pro Max en Cupertino | Apple

Aunque se trate de la primera cámara que estrena Apple de este tipo, con tres sensores, las novedades pueden llegar a ser insuficientes, salvo por el modo noche, que por otro lado podrían recibir iPhone de anteriores generaciones. Por lo que en este aspecto no hay demasiada novedad. En cuanto al rendimiento, sí, hay un nuevo procesador, mucho más rápido como el Apple A13 Bionic, pero parece que diferencia de rendimiento respecto del último año tampoco es tan considerable, aunque sí que hay novedades positivas en la autonomía, con cuatro horas más.

iPhone 11 blanco | Apple

En el aspecto del diseño, hay novedades, por su cámara triple, pero no son determinantes, e incluso para mucho ahora son móviles menos agraciados estéticamente que los anteriores modelos. Por tanto, respecto de los últimos iPhone X o iPhone XS, no hay grandes diferencias que nos inviten a pensar que comprándote un iPhone 11 tu experiencia va a cambiar por completo, ahora bien, volvemos a la cuestión de antes, depende de qué iPhone vengas.

¿Si tienes un iPhone más antiguo?

Podríamos decir de forma tajante que si tienes un iPhone X o posterior no deberías plantearte comprar un iPhone 11 Pro, salvo por capricho lógicamente. Estos modelos apenas tienen cambios externos, todos cuentan con el Face ID, mucha potencia en sus procesadores, un diseño muy parecido y en general una experiencia de uso muy similar. Pero si tienes un iPhone 8 o anterior, la experiencia sí que cambia y mucho. Porque lo primero que vas a disfrutar es una pantalla mucho más grande y de más calidad. De menos de 5 pulgadas pasamos a casi seis o más con paneles OLED.

iPhone 11 | Apple

El procesador es mucho más potente, tenemos un Face ID que el iPhone 8 y sus predecesores no tienen, así como una mejor experiencia de cámara de fotos, con una cámara dual respecto a la sencilla de un solo sensor del iPhone 8 y anteriores iPhone. Por tanto se puede resumir en una sola frase. Si tienes un iPhone X o posterior, no merece la pena dar el salto a los iPhone 11 Pro porque no vas a notar grandes cambios. Pero si cuentas con un iPhone 8 o anterior, vas a notar y mucho la diferencia en todos los aspectos del smartphone. Antes de decidirte, consulta cuánto dinero te da Apple por tu viejo iPhone 11 e incluso estos móviles chinos que no tienen nada que envidiarle.