TecnoXplora » Móviles

Móviles

Los nuevos iPhone 12 ya no son más rápidos que los topes de gama Android

Por primera vez en muchos años los iPhone 12 muestran un rendimiento inferior al de sus rivales

iPhone 12

Apple iPhone 12

Publicidad

Esta misma semana Apple ha presentado sus nuevos iPhone 12, unos teléfonos que están copando la actualidad, ya que se tratan de los nuevos móviles tope de gama de Apple. Estos llegan con interesantes novedades, como la conectividad 5G, así como un nuevo procesador, algo habitual todos los años. En esta ocasión incorporan el nuevo procesador Apple A14 Bionic, un procesador que de seguir la estela de sus predecesores debería convertirse de nuevo en el más potente del mercado en la actualidad. Pero contra todo pronóstico parece que este no será el año en el que la supremacía de rendimiento de los iPhone tenga continuidad.

Por poco, pero no son más potentes

Los nuevos iPhone 12 estrenan un año más los nuevos procesadores de Apple. Estos hasta ahora siempre han ofrecido un plus de rendimiento frente a los móviles de alta gama de Android, que cuentan con diversos procesadores. Normalmente estos procesadores de Apple han tenido un plus de rendimiento y velocidad frente a los Snapdragon de Qualcomm o los Exynos de Samsung, pero este año parece que no es así. Para ello han realizado una prueba a los nuevos teléfonos de Apple, pasando el popular test de rendimiento de AnTuTu, en el que normalmente se suele medir este aspecto de los móviles que llegan al mercado.

El iPhone 12 en AnTuTu | AnTuTu

Y en el paso de los nuevos iPhone 12 Pro por este test se ha podido comprobar que no obtienen una puntuación superior a la de los móviles Android que llegan con el procesador Snapdragon 865+, el que llevan actualmente los móviles Android de alta gama en su mayoría. Se han realizado dos pruebas, una con el iPhone 12, que cuenta con 4GB de memoria RAM y 256GB de almacenamiento interno, y la otra con el iPhone 12 Pro, que tiene 6GB de memoria RAM y 256GB de almacenamiento interno. La puntuación resultante de ambos teléfonos ha sido de 564.899 puntos y 572.133 puntos respectivamente.

Un resultado que se queda claramente por detrás del cosechado por los móviles Android que cuentan con el procesador Snapdragon 865+, que superan fácilmente los 600.000 puntos. Por tanto parece que este año no será en el que los iPhone sean más rápidos que los móviles Android, algo que además podría agudizarse en los próximos meses, ya que se lanzará el Snapdragon 875, que será notablemente más potente, por lo que las diferencias podrían ser mayores en 2021. Algo a lo que no estamos acostumbrados en los últimos años. De hecho ya se había especulado con que incluso los procesadores Exynos de Samsung podría superar este rendimiento, y parece que está en esa misma senda.

No obstante el hándicap favorable que tienen los iPhone es iOS, el sistema operativo de Apple que consume muy pocos recursos y permite que el teléfono funcione más rápido, incluso con más años a sus espaldas, que en el caso de los Android. En cualquier caso la realidad es que en cuanto a potencia bruta, parece que Qualcomm le ha ganado la partida a los iPhone este año.

Publicidad