Estas dos últimas semanas han sido las más intensas que se recuerdan alrededor de la feria de telefonía móvil más importante del mundo. La sangría de fabricantes y expositores que han cancelado su asistencia a la feria por el temor a un contagio masivo del coronavirus ha llevado al MWC a un limbo en el que no está claro si se terminará celebrando en sus fechas iniciales, entre el 24 y 27 de febrero. Desde las 14:00 horas se ha mantenido reunido el GSMA, la patronal de los operadores de telecomunicaciones a nivel mundial que es la que organiza el evento.

Tras varias horas de deliberaciones, este organismo anunciaba precisamente lo que había anticipado en exclusiva horas antes ADSLZone, la cancelación de la feria a través de un escueto comunicado del CEO de GSMA, organizador de la feria. Donde aseguraa que es "imposible" mantener el evento con el riesgo del coronavirus latente. Según se puede extraer del comunicado "GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 por la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible que GSMA celebre el evento".

Un evento que era difícil de sostener con los principales expositores fuera de la feria

Esta misma mañana habíamos conocido la baja de otros importantes fabricantes y expositores de la feria de Barcelona. De hecho Nokia, tanto en su división de redes como de dispositivos móviles había anunciado ya que no asistiría a la feria. Esta última además tenía planeado lanzar varios móviles nuevos en una presentación que finalmente no tendrá lugar. También British Telecom, así como AT&T, dos de los mayores operadores de telefonía, incluso con presencia en GSMA, el comité organizador de la feria, habían declinado también su asistencia. Pero la lista de bajas es mucho más larga.

Hasta ahora se habían borrado del MWC 2020 empresas como LG, Sony, Amazon, Ericsson, Vivo, y otras muchas, entre las que se encontraban las empresas más grandes del sector. Por el contrario, casi por obligación, gigantes chinos como Huawei o Xiaomi habían confirmado su asistencia, aunque extremando las medidas de seguridad. Entendemos que es algo que se debe a la necesidad del gobierno chino de ofrecer una buena imagen, de unidad primero entre las firmas chinas, y de transmitir tranquilidad a los usuarios respecto de la gestión que está haciendo el gobierno chino de esta crisis de salud pública.

La cascada de bajas que se ha venido produciendo en las últimas semanas invitaba a pensar que un Mobile sin empresas tan importantes como las que se han echado atrás no tendría sentido alguno. No sabemos si la autoridades podrían haber hecho algo más para transmitir tranquilidad y normalidad alrededor de la feria, pero lo que evidente es que el riesgo del contagio está ahí, sobre todo en una industria que actualmente lideran muchas empresas chinas, que llevarían a la feria a sus equipos desde su país. Lógicamente si en china hay millones de personas en cuarentena, industrias paralizadas y en definitiva un país donde se ha restringido en gran parte la libre circulación de personas por la gravedad del coronavirus, lo normal es que simplemente por prevención, se cancelen eventos tan multitudinarios como el que se iba a celebrar en Barcelona.