TecnoXplora » Móviles

Móviles

Un estudio vuelve a cuestionar la eficacia de los filtros de luz azul de nuestros móviles

Prácticamente no hay diferencias entre utilizar o no estos modos de visualización

Móvil en la cama

Photo by Doğukan Şahin on Unsplash Móvil en la cama

Publicidad

En los últimos años los fabricantes de móviles han añadido a los dispositivos distintas funciones para poder facilitar el uso de estos en condiciones de luz pobres. Muchos utilizamos el móvil antes de irnos a dormir, incluso ya en la cama. Algo que se ha demostrado que puede alterar nuestro ritmo circadiano y dificultar la conciliación del sueño. Por ello los fabricantes han lanzado distintos modos de visualización para las pantallas de los teléfonos que presuntamente facilitan la conciliación del sueño, desde los modos oscuros hasta los filtros de la luz azul que emiten estas pantallas. Uno de esos filtros es el de Apple, llamado Night Shift en los dispositivos de la marca, y cuya eficacia pone en cuestión ahora un estudio.

No es tan beneficioso como se pensaba

Un estudio de la Universidad de Brigham Young ha cuestionado la eficacia de estos filtros de luz azul, concretamente el de Apple, ya que han analizado los efectos de Night Shift en nuestro organismo. Este estudio ha sido desarrollado por el profesor de psicología BYU Chad Jensen e investigadores del Cincinnati Children's Hospital Medical Center, que han comparado el sueño de tres grupos de personas diferentes. El primero de estos grupos ha utilizado el iPhone con Night Shift activado antes de acostarse. El segundo grupo ha utilizado el iPhone antes de acostarse con Night Shift desactivado. Mientras que el tercer grupo no ha utilizado ningún teléfono móvil antes de acostarse.

iPhone 12 | Foto de Martin Sanchez en Pexels

Y los resultados son sorprendentes, porque según este no hay cambios significativos a favor de Night Shift en comparación con los usuarios que lo tenían desactivado o directamente no tenían teléfono móvil. El estudio apunta a que hay factores más importantes que influyen en la conciliación del sueño que la propia luz que emite la pantalla del dispositivo. Estos factores con mayor importancia son el compromiso cognitivo o los estímulos psicológicos. Básicamente vienen a decir que es más importante lo que hacemos con el móvil antes de acostarnos que utilizar un filtro de este tipo para que sea más sencillo o no conciliar el sueño. La producción de melatonina facilita la conciliación del sueño, y a priori el uso de los dispositivos electrónicos dificulta la producción, pero como podemos comprobar en este caso parece que no todo se reduce a la luz que llega desde las pantallas de estos dispositivos a nuestros ojos.

Es evidente que algo pueden ayudar estos filtros pero como suelen recomendar siempre los especialistas en la materia, hay que evitar el uso de dispositivos electrónicos justo antes de irnos a dormir, y por supuesto tener unos hábitos de sueño lo más estable posibles. Durmiendo siempre en el mismo horario e intentando dormir al menos ocho horas. Estos buenos hábitos convertirán en secundario el uso de modos como Night Shift. No obstante cualquier tipo de duda al respecto siempre es mejor que sea resuelta por los verdaderos especialistas, ya que estos modos no dejan de ser meros parches.

Publicidad