LAS PANTALLAS DEL FUTURO

LAS PANTALLAS DEL FUTURO

La alta definición llega a una pantalla más fina que un cabello

UN equipo de investigadores ha conseguido desarrollar una pantalla de tamaño ínfimo y óptima resolución. De momento, sólo funciona con imágenes congeladas, pero ya están en vía de solventarlo.

Pantallas ultradelgadas
Pruebas experimentales en las pantallas ultradelgadas | Universidad de Oxford

Seamos sinceros: las pantallas que utilizamos habitualmente son imperfectas, por mucha resolución que nos ofrezcan. Televisores, portátiles, tabletas y teléfonos... Todos tienen mucho que mejorar para ofrecer colores más reales y negros más verdaderos. O también que resistan mejor el contacto con la luz solar y que no vampiricen tanta batería.

Probablemente estos sean los puntos en los que más convenga avanzar, a pesar del obvio atractivo de las pantallas enrrollables. La flexibilidad en los dispositivos puede ser útil en dispositivos 'wearables' como relojes, gafas o lentes de contacto, pero lo que nos faltaba por resolver era el tema de la resolución. Y aquí entra la investigación de la Universidad de Oxford para darnos un poco de esperanza para el futuro.

Reúne todo lo que querríamos y no tenemos, por ejemplo, al ver imágenes a través de la pantalla de las Google Glass. Promete alta resolución, alta velocidad y bajo consumo de energía mostrando imágenes del grosor de un pelo humano e infinitamente más precisas que las que se podrían ver en un teléfono de gama alta actual.

Resoluciones jamás antes alcanzadas, según cuenta Harish Bhaskaran, líder de la investigación. Quedan muchos escollos de ingeniería por salvar hasta su fabricación, pero el prototipo patentado por la empresa Isis Innovation promete salvar muchos de ellos.

Hasta aquí todo muy bien, pero nos falta un 'pequeño' detalle: en la prueba experimental no se han conseguido imágenes en movimiento. No obstante, los investigadores han demostrado que con su tecnología esto también es posible mejorarlo. A largo plazo, fabricando las pantallas con materiales cuyo coste no sea desorbitado.

Pantallas superfinas

La clave está en el material de los CD y DVD

El equipo científico utilizó para el diseño un material que admite cambios de estado (es decir, que pasa de estado amorfo a cristalino), como el que se utiliza en los discos ópticos regrabables.

Utilizaron una delgada capa de este tipo de material colocada, a modo de 'sandwich', entre dos capas de material transparente y conductor de la electricidad. A continuación dibujaron la imagen sobre las capas, píxel a píxel, aplicando corriente eléctrica. Además, comprobaron que podían cambiar a su antojo los colores de la imagen.

En el estudio, publicado en la revista Nature, aseguran que la nueva técnica ahorraría energía frente a las pantallas LCD actuales. Lo haría porque estas pantallas no necesitarían refrescar todos los píxeles constantemente, únicamente los que tienen que cambiar (los estáticos se quedan como estaban).

Ahora quedan muchos años de investigación y desarrollo hasta que podamos llevar enrollada nuestra tableta por la calle.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 11/08/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.