Las casillas de verificación se han implementado en multitud de webs en los últimos años. De esta manera, las páginas se aseguran de que, entre quien entre en su web, no se trate de un robot. Pero ¿por qué los bots no pueden marcar las casillas de “no soy un robot”?

Con el paso de los años hemos podido ver en Internet multitud de tipos de casillas de verificación, algunas de ellas hechas con imágenes, números y palabras… Aunque de vez en cuando nos seguimos encontrando casillas que nos piden que marquemos las imágenes con pasos de cebra o semáforos, las casillas que nos piden simplemente que marquemos que “no somos un robot” se han convertido en algo habitual.

Sin embargo, y aunque no lo sepas, éstas están analizando y registrando una gran cantidad de datos, como tu localización, tu zona horaria o la IP de tu ordenador. Aun así, por mucha información que la web registre, existe una razón principal por la que las páginas web saben diferenciar a una persona de un bot. Te mostramos cuál es en el vídeo superior.

Hoy en día es frecuente encontrarnos sistemas de inteligencia artificial creados por hackers para acceder a todo tipo de informaciones en Internet. Para evitar que un hacker robe tus datos, es muy importante siempre disponer de un antivirus en nuestro ordenador, así como tener especial cuidado con las páginas a las que entramos. Sin embargo, éstas han de tener su propia seguridad de acceso ya que, de no ser así, un bot las podría hackear.

Es por este motivo por el se crearon los códigos de verificación, para que únicamente las personas físicas pudieran acceder a determinados contenidos en Internet, pero, ¿cómo logra una web saber si quien está intentando acceder es una persona o un robot?

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo aumentar el rendimiento de tu móvil liberando memoria en un "clic"

Qué hacer cuando no llega wifi para todos en la casa