Seguro que los más veteranos del lugar recordarán un salvapantallas que se puso de moda a principios del presente siglo, y que consistía en que nuestros ordenadores eran capaces de conectarse a un servidor de la Universidad de California Berkeley (UCB) para ayudar en la búsqueda de vida inteligente en el espacio. Una idea que se englobaba dentro de esa plataforma folding@home que ahora regresa, pero enfocada hacia el coronavirus.

La idea que hay detrás es muy sencilla, ya que consiste en que nuestro ordenador, bien mientras estamos trabajando, bien en los tiempos muertos que no lo utilizamos, puede aprovechar su capacidad de proceso para ayudar a los investigadores que están buscando ya una vacuna contra el Covid-19. En teoría, cuanto mayor sea la capacidad de proceso que consigue la comunidad, más rápido se podrán ir filtrando los datos necesarios para encontrar una cura.

No penséis que este programa de folding@home solo se ha puesto en funcionamiento para cuestiones como la búsqueda de vida inteligente en el espacio, o ahora el coronavirus. Para nada, lleva activo más de quince años pidiendo apoyo a otras luchas igual de importantes como son las del cáncer o el Alzheimer. De ahí que, aunque la del Covid-19 ahora mismo sea la más prioritaria, no deberían caer en el olvido este tipo de herramientas.

¿Cómo puedo ayudar con el ordenador?

Lo primero que debemos hacer es bajarnos el cliente para el sistema operativo que tengamos en el ordenador. Ahora mismo, este folding@home es compatible con Windows 10, macOS y Linux y otras plataformas web, por lo que no tendréis problemas en ponerlo en marcha. Una vez instalado tendréis que decidir si queréis aportar vuestra potencia de proceso del ordenador de forma anónima o creando una cuenta (la diferencia es que vamos ganando puntos dentro del sistema).

Una vez dentro tendremos varios parámetros que configurar: el tipo de investigación que apoyamos, cosa que podemos elegir en un desplegable que veréis en la parte superior izquierda de la ventana, y la cantidad de potencia que le exigirá la tarea al procesador. Es decir, si queremos que nos quite muchos, pocos o una cantidad media de recursos. Dependiendo de la actividad que estéis realizando, tendréis que escoger esta función. Por ejemplo, si estáis editando vídeo lo mejor será dejarlo en light, mientras que si estáis utilizando aplicaciones de ofimática o navegación web, podéis llevarlo al máximo.

Folding@home contra el Covid-19 | Tecnoxplora

También es posible escoger el momento en el que folding@home se pondrá a trabajar. Si cuando estamos utilizando el ordenador o en los momentos de descanso cuando hacemos un pequeño break para comer, descansar o lo que sea. Obviamente, a mayor tiempo de trabajo, mayor aportación hacemos a la causa de investigar el coronavirus.

Para que os hagáis una idea del trabajo que llevan a cabo iniciativas como estas, el director Greg Bowman, uno de los investigadores detrás del programa, ha comentado que este proceso colectivo sirve para tareas del tipo: “Una proteína de 2019-nCoV, una proteasa codificada por el ARN viral, ya ha sido cristalizada. Aunque la proteína de pico de interés 2019-nCoV aún no se ha resuelto ligada a ACE2, nuestro objetivo es utilizar la estructura homóloga de la proteína de pico SARS-CoV para identificar objetivos de anticuerpos terapéuticos".

Esta aplicación se abre a través del navegador web, pero aunque cerremos la pestaña donde la tengamos operativa la investigación seguirá utilizando recursos de nuestro ordenador gracias al ejecutable que hemos instalado anteriormente. Por lo que no hay riesgo de pensar que hemos dejado de aportar nuestro granito de arena para esta causa contra el Covid-19.