Lo cierto es que es una gran responsabilidad ser el padre de un sistema operativo que se encuentra instalado en miles de millones de dispositivos en todo el planeta, porque cada uno de ellos tiene detrás a una o varias personas que no solo quieren sentirse tranquilos, sino además estarlo de verdad. Y entre tanto spyware, malware, phising y demás prácticas piratas, uno no sabe ya cómo defenderse.

Google, además, es de esas empresas que invierte mucho dinero en seguridad, a través de equipos de investigadores que intentan asaltar los sistemas operativos para analizar sus potenciales debilidades. Y lo más importante, hacerlo en un tiempo récord para que no dé tiempo a los piratas a tomar la delantera. Y algo así es lo que acaba de ocurrir pero gracias a un grupo externo.

Un grupo de investigadores se ha encontrado con una app para Android de un desarrollador chino que han calificado como de spyware y, lo más preocupante, es que calculan que podría afectar, por lo menos, a 100 millones de usuarios del OS que son, por cierto, tantas como aplicaciones han sido descargadas desde la tienda oficial de la propia Google.

¿Qué es un spyware?

Todas aquellas apps o software que es calificado como de spyware tiene como objetivo asaltar un sistema y quedarse latente en él sin dar muchas señales de vida para no ser descubierto y mientras ejecuta su código malicioso, acceder a toda la actividad del terminal, así como a la totalidad de datos almacenados para transferirlos a un servidor remoto donde se reciben y procesan. Así que imaginad el daño que puede provocar una app así.

Malware en Android | howtostartablogonline.net / flickr

El equipo que ha desarrollado esta investigación, perteneciente al grupo VPNPro, descubrió que la aplicación china sospechosa de spyware se instaló más de 100 millones de veces solicitando al usuario "permisos peligrosos". Eso sin contar con que en un análisis más profundo hallaron la presencia de un troyano con acceso remoto oculto en el códig y que tenía como objeto ese espionaje continuado de la actividad del dispositivo.

La empresa desarrolladora china que está detrás es QuVideo Inc., y no creáis que es poco conocida ya que entre sus muchas creaciones está la sospechosa, llamada VivaVideo, que es completamente gratuita y que a día de hoy se mantiene disponible para descargar en la Play Store de Google. Imaginamos que no tardarán mucho en retirarla, a pesar de que el Gobierno Indio, hace exactamente tres años, ya la definió como una "de las 40 aplicaciones chinas" clasificadas como malware o spyware.

Si tienes esta aplicación en tu móvil o tablet con Android, desinstálala cuanto antes y si es posible, pasa un programa antivirus actualizado para detectar potenciales amenazas que hubiera podido dejar latente en el smartphone. Si eres usuarios de iOS, decirte que esta empresa china también desarrolla apps para el ecosistema de Apple aunque, según los investigadores, al existir un control más estricto de los permisos y licencias que se permiten en la App Store, su software no supone una amenaza para los usuarios.