TecnoXplora » Internet

NADIE QUIERE QUE MANCHEN SU IMAGEN CON .PORN, .SEX O .SUCKS

Los famosos se apresuran a comprar los dominios porno vinculados a su nombre

Los famosos y las marcas tienen hasta el 1 de junio para hacerse con dominios '.porn', '.adult' y '.sucks' antes de que cualquier mortal pueda arrebatárselos y vinculen su imagen con estas extensiones web.

El nuevo dominio .sucks va a dar mucho que hablar

Vox Populi Registry El nuevo dominio .sucks va a dar mucho que hablar

Publicidad

“Taylor Swift compra los dominios '.porn' y '.adult'”. Este titular lo leímos hace un mes y desde entonces no hemos dejado de toparnos con noticias de famosos y firmas que han hecho lo mismo. De no conocer la obsesión de la estrella del pop por controlar todos los detalles, podríamos haber pensado que tenía la intención de pasarse a la industria pornográfica, pero no es así.

El período de gracia o “fase sunrise” (como se la conoce oficialmente) para registrar estos y otros dominios como '.sex', '.xxx' o '.sucks' termina el próximo 1 de junio. A partir de ese momento cualquiera puede hacerse con uno de ellos y podrá chantajear libremente para conseguir más dinero del que cuesta la inversión.

¿Quién ha tenido la brillante idea de ampliar el espectro de URL´s hacia estos derroteros? Pues el ICANN, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, que son los responsables de que existan dominios como '.com', '.es', '.net', u '.org'. Pero también de los que en poco más de un mes entran en vigor, a los que también se añaden '.baby', '.sexy', '.app' o '.wang' y así hasta medio millar de dominios genéricos aprobados para esta fecha.

El futuro dominio '.sucks', paraíso de los trolls

Sobre todo llama la atención la aprobación del dominio '.sucks' (que significa “apesta” en ingles).¡Es el maldito sueño de un troll hecho realidad! Piensa en cualquier político, deportista o empresa que caiga mal y añade un '.sucks' al final. Se quedarán más a gusto que un arbusto. Previo pago del dominio, obviamente.

Ante la posible avalancha de webs críticas las marcas y personajes públicos tienen un período de inscripción de gracia, que comenzó el pasado 30 de marzo. Una especie de compra preventiva de dominios en el que tendrán que tener cuidado... Porque puedes comprar “marca.sucks”, pero siempre quedará libre “marcareally.sucks” y otras muchas combinaciones imaginativas, tal y como cuenta Adweek.

Los más alarmistas hablan de cyberanarquía y los más críticos de que sacar este dominio es un puro y duro sacacuartos. Porque la tarifa anual de estos dominios no es, ni mucho menos, tan económica como los dominios tradicionales. Sobre todos para los llamados 'Premium', que son los que ya se pueden registrar antes de tiempo, para las marcas y celebrities que no quieran “apestar”.

width="500"

Vox Populi Registry, una filial de Momentous.ca, tiene los derechos de administración de los dominios .sucks. En su web, además de sus tarifas, afirman que estos dominios “permiten a los consumidores encontrar un hueco para sus opiniones y a las empresas encontrar el valor de la crítica”. Y se permiten utilizar a Martin Luther King en su vídeo promocional.

Cuando acabe el período de gracia se podrá adquirir un dominio '.sucks' estándar por 249$ al año. A partir de septiembre, sólo por 10$. La controversia viene por los 2.500$ al año que piden para las marcas registradas.

Algunos empresarios de la industria de los dominios lo ponen a la altura de un impuesto revolucionario. “Es una auténtica extorsión a las marcas”, afirman en 'Marketing Land'. Obviamente para una multinacional pagar 2.500$ al año no supone un desembolso muy grande . Es mucho peor el daño en la imagen que pueda infligir a una empresa que no lo haya pagado, teniendo en cuenta la influencia negativa que tienen una entrada de blog atacante o un tuit crítico habitualmente. Una muestra de lo que puede venir es, por ejemplo, paypalsucks.com.

O quizá todo esto sea un juego para meter miedo y fomentar “compras de dominios defensivas”, teniendo en cuenta que no tanta gente sabrá de la existencia de este nuevo dominio, y que pocos querrían enfrentarse a la demanda de una multinacional o del bufete de abogados de una 'superstar'. De momento Oprah Winfrey, Kevin Spacey, Apple y Google, entre otros, ya han pasado por el aro.

Publicidad