TecnoXplora » Internet

JENNA JAMESON LOGRÓ SUS DATOS EN UNA HORA

La estrella del porno que recurrió a 4chan para vengarse de su asistente

¿Cuántas veces te has puesto a buscar información en internet de una persona de la que te quieres vengar? Jenna Jameson lo consiguió en una hora y gratis. Bueno... casi gratis.

Jenna Jameson

Jenna Jameson La actriz Jenna Jameson

Publicidad

En los últimos años, todos hemos conocido la comunidad 4chan. Tiraron la web de Mastercard por su boicot a Wikileaks, accedieron al correo de Sarah Palin, tiraron las webs de la SGAE y el Ministerio de Cultura en España... Pero 4chan también sirve para cosas mucho más banales. Y si no, que se lo pregunten a sus usuarios, que hace una semana y media se encontraron con una curiosa sorpresa.

“Mi exasistente me ha estafado; ¿podéis localizarlo?”

Era un viernes por la mañana y, de repente, un mensaje sobresalió sobre el resto. Una mujer, que aseguraba ser Jenna Jameson, exestrella del porno, contaba a los intrépidos foreros que su asistente, Allen Cedena, le había robado dinero, estafado y cambiado las claves de sus cuentas en Twitter y Facebook. Además, después de despedirle no había conseguido dar con él, ya que, al parecer, los datos (nombre, dirección, teléfono) que siempre le dio a la diva del porno resultaron ser falsos.

Las reacciones de los foreros de 4chan, que no destacan por su delicadeza, precisamente, no se hicieron esperar: “Tits or GTFO” (“Enseña las tetas o que te den por culo”), le dijo uno. Y Jenna, obediente, respondió a la solicitud para, además, dejar claro que realmente era ella quien escribía:

Jenna Jameson

Y ahí empezó la magia. En menos de una hora, los rastreadores del submundo 4chanero lo consiguieron prácticamente todo del tal Allen Cedena: su nombre real, su dirección, su correo, su carnet de conducir, sus tarjetas de crédito... Si Jenna Jameson quería sus datos para arruinarle la vida, su milicia virtual le echó una gran mano para comenzar la batalla.

Un ejército al servicio del trolleo

Pese a que todos conocemos a 4chan por un creciente activismo político, lo cierto es que son muy destacadas las acciones con las que tan solo buscan gastar bromas kilométricas o poner de moda algo absurdo.

Entre las acciones más curiosas encontramos a los usuarios que gritaron el final de Harry Potter a los clientes que esperaban para comprar el libro, los que se vistieron de agentes de seguridad para rodear la piscina de un hotel e impedir acceder a nadie porque “la piscina está llena de sida” o los que consiguieron que la MTV le diese un premio al clásico Rick Astley, protagonista del grandioso rickrolling.

Y es que, para bien o para mal, 4chan se hace querer.

Publicidad