No cabe duda de que el coronavirus se ha ganado la máxima cobertura en los medios informativos por méritos propios. Hay mucha preocupación alrededor del COVID-19 conocido también como coronavirus de Wuhan, por la rapidez con la que se está contagiando. La mortalidad no es alta comparada con otras enfermedades, pero es lógico que haya una cierta “psicosis” en la sociedad para evitar los contagios. Ante este clima tan negativo y poco optimista, hay quien se atreve a descargar un poco de tensión desarrollando una extensión de Chrome un tanto sarcástica, y que busca quitarle hierro a esta situación, siempre respetando a aquellas personas que lo están pasando mal como consecuencia del coronavirus.

Mascarillas en la red, para todos

Estos días a nadie se le ocurre ya ir a una farmacia en busca de mascarillas para protegerse del coronavirus. En primer lugar porque no es necesario, salvo que hayamos contraído el virus y queramos evitar el contagio, y en segundo lugar porque ya no ha stock de estas en ninguna farmacia española. Y precisamente la extensión de Chrome que os traemos está relacionada con ellas, porque nos ofrece una forma un tanto peculiar de ironizar sobre el coronavirus con una extensión que le pone a cualquier rostro que veamos en la red una de estas mascarillas. Evidentemente no tiene ninguna utilidad, pero sin duda es una extensión que en lugar de contribuir a la alarma puede ayudar a muchos de nosotros a llevar todo lo relacionado con el coronavirus de una manera un tanto más relajada, dentro del lógico respeto que hay que tener por todo lo que está pasando.

 

Como nos cuentan desde Business Insider, esta extensión de Chrome ha sido desarrollada por Moritz Klack, un desarrollador que ha creado esta con la intención de disfrutar de una navegación más segura en Internet, en el sentido más amplio y literal de la palabra. Porque con ella todos los rostros que aparecen en nuestro monitor portan mascarillas en su rostro. Ahora bien, aunque el mensaje de este desarrollador es que gracias a las mascarillas vamos a navegar más seguros, lógicamente estamos ante un mensaje y extensión bastante irónicos, que quitan un poco de hierro a esa obsesión de tantos millones de personas en la actualidad por hacerse con una de esas mascarillas de protección. Por tanto es una manera de decir, ¿Queréis máscaras? Ahí tenéis todas las que queráis en la red.

Pero más allá de esta extensión, que simplemente es un ejercicio sarcástico sobre la alarma que está generando el coronavirus durante estos días, hay que incidir en el mensaje que están trasladando estos días las autoridades sanitarias a través de las diferentes comunicaciones que están haciendo acerca del coronavirus. En estas insisten en que las mascarillas no son necesarias para protegerse del coronavirus, ya que es más efectivo mantener las manos limpias en todo momento y una distancia prudencial respecto de otras personas, con el objetivo de evitar un contacto fortuito a través de la saliva que puede salir despedida de las boca de los enfermos al toser, estornudar o simplemente hablar con nosotros.