La aplicación de mensajería tiene en WhatsApp Web su alter ego diseñado para poder chatear desde nuestros ordenadores de sobremesa o portátiles gracias a su interfaz prácticamente calcada de la versión móvil. Con esta versión web podemos hacer la gran mayoría de cosas que nos permite la app móvil, y entre ellas también se encuentra la de personalizar nuestra experiencia, cambiando el color del fondo de pantalla de los chats. Una característica que nos brinda una importante posibilidad de personalización a nuestras sesiones de chats dentro de la aplicación. Os contamos lo sencillo que es cambiar el color del fondo de pantalla de WhatsApp Web.

Así puedes cambiar el tono del color de fondo

La app de WhatsApp para el escritorio nos permite no solo chatear, sino también hacerlo a nuestro gusto, por eso, aunque de forma más limitada, nos ofrece también la posibilidad de personalizar el fondo de los chats de una forma sencilla. Y decimos es que algo más limitada porque las opciones no son tan amplias como en el caso de los dispositivos móviles. En esta ocasión solo podemos cambiar el color del fondo, y no podemos añadir imágenes personalizadas existentes por ejemplo en una galería de imágenes.

Cambiando el fondo de pantalla | Tecnoxplora

Para ello lo que debemos hacer es acceder a la configuración de WhatsApp Web. Pulsando los tres puntos verticales en la parte superior derecha de la pantalla. Una vez que se despliega el menú debemos pulsar sobre “configuración” y dentro de este menú seleccionar “fondo de pantalla” para poder acceder a modificar el color de fondo. Como veis lo que encontramos son diferentes colores sólidos, que le dan un aspecto diferente a los chats de la aplicación. En total tenemos 38 colores distintos para convertir en nuestro fondo de pantalla en WhatsApp Web.

Mientras pasamos el cursor del ratón por encima de cada color podemos ver en tiempo real cómo queda ese color como nuevo fondo para los chats, lo que nos ayuda a elegir ese fondo más rápido, sin tener que estar cambiando el fondo y comprobando cómo queda constantemente. Eso sí, precisamente es el fondo por defecto el único que tiene una trama y dibujos de fondo integrados. El resto se trata de colores planos, que nos ofrece multitud de variedades para darle un toque diferente y fresco a nuestros chats.

Para aplicarlo solo debes seleccionar el fondo que más te guste y pulsar sobre la flecha para volver en la parte superior izquierda de la pantalla. Una vez que volvamos al chat ya veremos cómo el fondo de cada uno de ellos ha cambiado por completo. Seguramente en el futuro llegará la opción de personalizar de verdad el fondo, pero de momento solo podemos cambiarlo por esos colores planos. En cualquier caso, es algo que nos permite personalizar nuestra experiencia con la aplicación de mensajería en el ordenador. No es la experiencia completa de la versión móvil, pero algo es algo a la hora de poder darle un toque personal a los chats.