TecnoXplora » Internet

HIJOS Y HERMANOS DEL ROBOT VERDE

Breve historia de los sistemas operativos que Android engulló

Linux es el padre y Android su hijo pródigo, pero tiene hermanos rebeldes, como Tizen o Ubuntu Touch, e hijos en la edad del pavo, como MIUI, Cyanogen u Oxygen OS. Nunca ha sido una familia bien avenida: el robot verde ya devoró a los de su sangre en el pasado y podría volver a hacerlo.

Android Lollipop

Android Android Lollipop

Publicidad

A nadie se le escapa que el mercado de los sistemas operativos móviles es un duopolio. Android domina a nivel mundial con una cuota del 78% (según IDC), seguida de lejos por iOS con un 18,3% que se queda cerca de completar la tarta.

La balanza se equilibra en Estados Unidos, según datos de Kantar desglosados por países: el 58,1% de los smartphones que allí se venden integran el sistema operativo de Google, frente a un 36,5% que funcionan gracias al de Apple. Una situación muy similar se vive en Reino Unido. En China, el dominio del robot verde es demoledor (con un 72%), y hay casos extremos como España donde la penetración de Android es casi del 90%.

Alternativas a estos dos gigantes no faltan, pero llevan años naufragando en porcentajes de una sola cifra como el 2,7% a nivel global de Windows Phone o el ya raquítico 0,3% de BlackBerry OS (de nuevo según IDC). Hablamos de plataformas con solera cuyos precedentes fueron ya engullidos por Android.

Hay más peces en el mar. Mozilla acaba de anunciar que la próxima versión de Firefox OS, su sistema operativo móvil, se centrará en la calidad y no en el precio (probablemente porque los teléfonos de 20 euros no han dado resultado) y Samsung sigue dando pasos para que su Tizen no sea la crónica de un fracaso anunciado (¿los países emergentes y la internet de las cosas pueden ser su salvación?). Ambos son sistemas basados de un modo u otro en Linux (como el propio Android), que compiten con aspirantes como Ubuntu Touch y Sailfish, herederos de la tradicional resistencia al duopolio.

En China, las ROMs basadas en Android se van comiendo porciones cada vez más grandes del pastel gracias al tirón de Xiaomi (con su MIUI que parece un clon de iOS y su futuro MiOS, tal vez basado en Firefox OS) y al de One Plus (que intenta promover Oxygen OS). En España, una alianza de la que forman parte Telefónica y el Banco Santander trata de impulsar Cyanogen, otro hijo díscolo del robot verde.

No es la primera vez que Android, hijo de Linux, tiene que enfrentarse a hermanos y retoños basados en el código abierto. De hecho, casi todos los que plantan cara ahora al 'software' de Google son continuadores más o menos directos de sistemas que el robot verde engulló hace algunos años.

Entre los promotores de Tizen, por ejemplo, se cuentan la famosa Fundación Linux y una vieja conocida: la Fundación LiMo (Linux Mobile). Fundada en enero de 2007 por un consorcio de fabricantes y operadoras que incluía originalmente a Motorola, Samsung y Vodafone, LiMo dio su nombre a un ínclito sistema operativo que algunos aún recordarán (probablemente no con mucho cariño).

Sailfish y Ubuntu Touch también proceden de familia ilustre. Ambos, pero el primero más que el segundo, tienen reminiscencias del proyecto Mer, origen de MeeGo, un sistema operativo impulsado por la Linux Foundation (sí, esa que ahora está detrás de Tizen) a finales de 2011. Fue el fruto de una alianza entre Nokia e Intel para competir con Android fusionando otras dos plataformas fracasadas: Maemo y Moblin.

La primera se integró en varios dispositivos de la marca finlandesa entre 2005 (cuando aparece por primera vez en la Nokia 770 Internet Tablet) y 2009 (cuando se despide con el Nokia N900). La segunda tuvo más presencia en los 'netbooks' que en los móviles, pero la verdad es que nunca alcanzó gran popularidad.

Las fechas son muy relevantes. Recordad que Android fue presentado en 2007 y no salió al mercado dentro de un teléfono móvil (el HTC Dream) hasta octubre de 2008. Por supuesto, fue el verdugo de estos sistemas operativos - la principal razón de que se unieran para formar MeeGo -, pero en un primer momento no fue su competidor.

Meego netbook ui.jpg
'Meego netbook ui' por Intel Nokia Meego

A principios de siglo, Symbian (también de Nokia) se disputaba el mercado con otras dos plataformas: Palm OS (la reina de las PDA) y Windows Mobile, antecesora de la actual Windows Phone. También vivía su momento de gloria la firma canadiense BlackBerry. Todas ellas quedaron sepultadas bajo el 'tsunami' del duopolio cuando los smartphones comenzaron a ser realmente inteligentes y llegó la era de las aplicaciones.

Un último heredero saldría de aquella hornada de sistemas operativos que Android engulló. A mediados de 2010, HP compró Palm y decidió renombrar Palm OS. Así nacía webOS, un 'software' con tantos defensores como detractores que pasó a manos de LG en febrero de 2013. A día de hoy, sigue vivo en las 'smart TV' de la firma coreana.

No hay nada como estudiar el pasado para analizar el presente, plagado de alternativas al duopolio que provienen de antiguos competidores de Android y iOS ¿Correrán la misma suerte que sus predecesores? ¿Acabarán devorados o sabrán hacerse un hueco en la mesa? El mantel está puesto y solo faltan las sillas: donde comen dos, ¿comerán al menos tres?

Publicidad