TecnoXplora » Internet

PUEDES ALARGAR SU VIDA ÚTIL

La batería de tu portátil también necesita pasar una ITV

Todos sabemos que, irremediablemente, la batería del portátil morirá, pero con unos simples consejos podemos retrasar el día en el que nos dejará tirados.

Cuida la batería de tu portátil

gonzo_photo en Flickr bajo licencia CC Cuida la batería de tu portátil

Publicidad

Según Julio Cortázar, en esta vida hay dos tipos de personas: los que aprietan el tubo de pasta de dientes desde abajo y los que lo hacen desde cualquier lugar. Pues con las baterías de los portátiles pasa lo mismo: están los que se preocupan por no agotar su vida útil pronto y están los que no se molestan en ver si el ordenador usa el adaptador de corriente o la batería.

Pues bien, nosotros vamos a hacer un poco el papel de hermano mayor, con la pequeña experiencia que nos da estar escribiendo desde un ordenador al que hemos maltratado en temas de uso de la batería. Ahora vamos a ponerle una nueva y a cuidarla bien desde el primer día.

Las baterías de los portátiles actuales son de iones de litio, que no tienen la necesidad de que se descargue por completo para poder volver a cargarla a la capacidad máxima.

El “efecto memoria” de carga de las baterías y la necesidad de que la primera vez que se cargara el ordenador estuviera enchufado tropecientas horas eran dos cosas efectivas en las antiguas, pero ahora no tienen ninguna validez con las actuales.

Cuidados rutinarios

Las baterías tienen un número aproximado de ciclos de carga a partir del cual empiezan a perder capacidad progresivamente.

Un ciclo de carga no es fundirse una carga entera de golpe, una cosa de la que no deberíamos abusar, por otra parte. Un ciclo es agotar la capacidad total que ofrece la batería, aunque sea en varias ocasiones. Un ejemplo: si usamos cuatro veces el 25% de la batería, aunque después la carguemos a tope, habremos completado un ciclo de la vida.

Las temperaturas extremas influyen negativamente en la batería, aunque también una mala ventilación. Si eres de los que te colocas el portátil en el regazo en la cama o el sofá será mejor que te plantees colocarlo en un soporte rígido para evitar el sobrecalentamiento. Tu espalda también lo agradecerá

Si necesitas darle mucha caña a la batería procura no descargarla por completo muchas veces a la semana (que no baje del 20%, si es posible), algo que si que podrías hacer cada tres o cuatro meses para que se calibre bien y calcule correctamente la carga. Ojo: "calibrar" no quiere decir "reparar", no sirve para aumentar la capacidad de una batería ya cascada por el uso.

Aunque seas de los que tienen la suerte de tener un enchufe cerca, también tienes que darle vidilla a la batería. Al menos descarga a la mitad la batería una vez a la semana, que si está siempre al 100% no es bueno para su salud. Es más, si estás muchas horas en un mismo lugar puedes retirarla y trabajar directamente enchufado. Aunque si tienes la intención de dejarla hibernando varios meses déjala con un 30-50% de carga.

Lo fundamental en ambos casos es que lo hagas con un cargador original o con el voltaje adecuado para tu modelo. Y si eres un poco apañado y tu batería es extraible puedes pasarla un paño de vez en cuanto

Ahorrando batería

Los sistemas operativos tienen muchas opciones para economizar el uso de energía. Programa el ordenador para que se atenúe la pantalla, ponga los discos duros en reposo y entre en modo 'sleep' lo antes posible.

También muchos fabricantes introducen sus propios gestores de batería, con muchas otras opciones posibles, como controlar la conectividad o los dispositivos USB conectados al portátil.

Luego están los consejos típicos, que muchos ya conoceréis. Pantalla al mínimo brillo posible, Wi-Fi o bluetooth deshabilitados si no son necesarios, evitar muchos programas vampíricos (Flash, música, vídeo, navegadores con muchas pestañas...), fondos de pantalla planos y oscuros...

Y no queremos ser muy pesados, pero si alguna vez os quedáis tirados en medio de algo importante no podrás decir que no te lo advertimos (risa maléfica).

Aplicaciones que te echan un cable

Echar un cable a la batería suena irónico, pero gracias a algunas aplicaciones puedes hacer una especie de chequeo médico rápido a tu equipo.

Los usuarios de Windows podéis utilizar Battery Care y los de Mac tenéis opciones como Coconut BatteryBattery Health.

Es una manera de “mostrar bonito” los datos del sistema, por lo que podéis comprobar los ciclos de carga que lleváis, la temperatura y, sobre todo, la salud y capacidad de tu batería.

Publicidad