En días pasados os hemos contado cómo algunas compañías utilizan los datos personales que recaban con sus aplicaciones para comerciar con ellos y ofrecérselos a terceras empresas, lo que en la mayoría de los casos supone una vulneración de las propias condiciones de uso de esos servicios.

No es raro que todos estos datos terminen en manos de redes sociales como Facebook e, incluso, de empresas con intereses publicitarios y económicos que desean conocer cuáles serán las tendencias del mercado en los ámbitos más insospechados. Y es que teniendo el control sobre los intereses de millones de individuos, es mucho más fácil saber dónde pones el dinero para invertir en nuevas empresas, mercados, etc.

Ahora, por desgracia, vuelve a producirse un caso de envío de datos sin el consentimiento del usuario, pero con un agravante. Y es que la actual pandemia que vivimos ha recluido de forma forzosa a más de 3.000 millones de personas en todo el mundo, de la que una buena parte ha tenido que recurrir a aplicaciones de teletrabajo para seguir con su día a día laboral. Y de todas esas soluciones que han empezado a utilizarse destaca una, que es la de Zoom.

Privacidad | Getty Images

Esta aplicación permite realizar llamadas de vídeo en grupo, lo que está facilitando que en estos días grupos enteros de trabajadores puedan mantener reuniones (casi) presenciales para continuar con la actividad productiva. Algo que desde la app para iOS están aprovechando para hacer negocio, ya que como han descubierto desde Vice, los datos que generamos acaban en las manos de Facebook.

Recibirá tus datos aunque no tengas cuenta de Facebook

La gravedad de lo descubierto reside en que, según los investigadores, todos los datos que se generan cuando abrimos la aplicación y la utilizamos son remitidos a la red social, aunque no iniciemos sesión en Zoom con nuestra cuenta en Facebook. Es decir, que seas usuario o no, tu información terminará en las manos de los de Mark Zuckerberg. Pero hay más, no existe ninguna referencia en las condiciones de uso de la app donde se avise al usuario de este extremo, lo que también incumple las políticas de uso del SDK que conecta la aplicación de videoconferencia con la red social.

Tanto es así, que en la información se detalla que Facebook es muy tajante a este respecto, llegando a afirmar que "Si usa nuestro [...] SDK, declara y garantiza que ha proporcionado un aviso sólido y lo suficientemente destacado a los usuarios con respecto a la recopilación, el uso compartido y el uso de los Datos del Cliente", haciendo especial hincapié en que las aplicaciones de "terceros, incluido Facebook, puede recopilar o recibir información de su aplicación y otras aplicaciones, y utilizar esa información para proporcionar servicios de medición y anuncios dirigidos".

La única referencia que se ha encontrado en las condiciones de uso de Zoom a una actividad siquiera parecida a la descubierta reza así: "nuestros proveedores de servicios externos y socios publicitarios (por ejemplo, Google Ads y Google Analytics) recopilan automáticamente cierta información sobre usted cuando utiliza nuestros Productos", por lo que no hay referencia alguna a Facebook. Este problema se ha descubierto, de momento, en la versión para iOS de Zoom por lo que, una vez sabido este extremo, ¿merece la pena seguir teniéndola instalada? Máxime cuando existen otras alternativas que, de momento, no son conocidas por prácticas similares.