TecnoXplora » Internet

Internet

Acusan a Google de recabar datos sensibles de niños tanto en el colegio como en sus casas

Una denuncia presentada en EE.UU. habla de un programa de espionaje generalizado a los jóvenes que utilizan sus servicios.

¿Espía Google a niños en sus colegios y casas?

Photo by NeONBRAND on Unsplash ¿Espía Google a niños en sus colegios y casas?

Publicidad

En alguna ocasión habréis escuchado aquello de que están muy bien las políticas de privacidad que todas las compañías dicen que respetan, esos niveles de excelencia que se imponen en los servicios que nos prestan pero al final, ¿quién vigila al que vigila? Pues exactamente estamos en esas cuando se trata de Google y la cantidad ingente de datos que recaba de nosotros a diario.

Ahora el escándalo ha saltado en EE.UU., donde Héctor Balderas, Fiscal General de Nuevo México, ha dirigido un escrito a Google para darle traslado de los hechos que se le imputan y que tienen que ver con un espionaje sistemático a todos los niños que forman parte de su programa educativo, que es utilizado en aquel país por más de 80 millones de personas. Un problema que veremos a ver cómo evoluciona pero que en este momento no pinta nada bien para los de Mountain View, y que podría tener ramificaciones en un futuro tanto en España como en Europa.

En ese escrito de 24 páginas pueden leerse toda una serie de irregularidades cometidas por Google, y que tienen que ver con un minado sistemático de todos los datos generados a través de las cuentas educativas de los niños. Una actividad que afecta a menores de 13 años y que se extiende hasta pequeños que acaban de entrar en la guardería a cursar actividades preescolares.

Google para Educación, ¿qué es?

Al igual que ocurre con los que tienen Apple o Microsoft, se trata de un programa que Google ofrece a las instituciones educativas con soluciones ofimáticas que se utilizan a través de su plataforma G Suite, herramientas que son necesarias para el desempeño escolar de alumnos, docentes y padres. Es, por lo tanto, una manera de centralizar todos los trabajos, comunicaciones y recursos que son necesarios en las instituciones educativas y que Google parece haber utilizado para recabar información.

Logo de Google. | Photo by Rajeshwar Bachu on Unsplash

Tan duro es el escrito del Fiscal General de Nuevo México que acusa a Google de ocultar el verdadero precio que están pagando los colegios, padres y menores por su uso (teóricamente gratuito), que no es otro que el de conseguir datos con los que lucrarse publicitariamente mientras, de cara a la sociedad, afirma que garantiza la privacidad de quienes lo usan y, explícitamente, de que no utiliza esa plataforma para su beneficio empresarial. En ese escrito, se puede leer claramente que "Google ha roto esas promesas y engañado de forma deliberada a padres y profesores sobre su compromiso con la privacidad".

¿Pero qué información es la que acusan a Google de recopilar? Pues prácticamente toda la imaginable, desde los datos relevantes que se envían y reciben a través del correo electrónico, hasta la información que van dejando en la plataforma con forma de documentos y archivos, así como el historial de vídeos que reproducen a través de YouTube, conversaciones de voz obtenidas de los dispositivos que utilizan las mismas cuentas, e incluso acceso a la agenda de contactos de los menores. Eso sin olvidar el histórico de búsquedas a través de Google, el historial de webs que visitan, contraseñas que guardan y, en definitiva, cualquier dato relevante que pueda indicarle a los de Mountain View cuál es el patrón de comportamiento del niño. Todo un cúmulo de irregularidades que ya están en manos de la justicia norteamericana y que parecen indicar que Google no deja en paz a los niños, ni cuando están en el colegio ni cuando llegan a casa.

Google, en un comunicado enviado a los medios, ha afirmado que "estas alegaciones parten de hechos que no son ciertos. GSuite for Education permite a los colegios controlar el acceso a cuentas, y les requiere que busquen el consentimiento paterno cuando sea necesario. No utilizamos información personal de usuarios en las escuelas primarias y secundarias para fines publicitarios. Los colegios son los que al final deciden cómo sacarle el máximo provecho a Google for Education en sus aulas, y estamos comprometidos a trabajar con ellos".

Publicidad