TecnoXplora » CienciaXplora

CÓMO PUEDES EVITARLO

¿Por qué se desprende la retina?

Si repentinamente te parece ver una lluvia de destellos, tienes la sensación de estar mirando a través de una cortina y sufres miodesopsias (ver algo así como moscas volantes en nuestro campo de visión), es muy probable que se te haya desprendido la retina.

Conocer los factores que pueden propiciar el desprendimiento de retina es fundamental

Pixabay Conocer los factores que pueden propiciar el desprendimiento de retina es fundamental

Publicidad

El desprendimiento de retina es una patología que sucede con más frecuencia a las personas mayores que se han vuelto miopes. El problema surge cuando la retina, ubicada en el fondo del ojo, sufre un progresivo abombamiento que provoca que esta se enrolle y termine desprendiéndose.

Otros factores por los que se produce desprendimiento de retina

- La disminución de la adherencia entre la neurorretina y el epitelio pigmentario de la retina

- El desprendimiento posterior del humor vítreo (el líquido presente entre el cristalino y la retina).

El desprendimiento de retina es más frecuente en personas mayores que se han vuelto miopes | Pixabay

Cómo evitarlo

La prevención y el cuidado de los ojos es esencial para protegernos contra este tipo de patología. Hay que tener en cuenta que nuestros ojos son una parte crucial en nuestra salud y, afortunadamente, podemos tomar toda una suerte de medidas para mantenerlos sanos y que veamos lo mejor posible durante mucho tiempo. Los consejos:

  • Hay que hacerse un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas.
  • Conocer el historial familiar de la salud de los ojos es clave para saber si alguien de nuestra familia ha sufrido alguna enfermedad importante, pues la mayoría son hereditarias.
  • Comer adecuadamente. Las frutas y las verduras son nuestras grandes aliadas, sobre todo las verduras de hoja verde oscuro como las espinacas, las acelgas o la col.
  • Mantener un peso saludable. La obesidad y el sobrepeso aumentan el riesgo de desarrollar diabetes y otras condiciones sistémicas que pueden conducirnos a la pérdida de visión (por un glaucoma, por ejemplo.
  • Hay que protegerse los ojos. Las gafas adecuadas para realizar actividades deportivas o de cualquier otro tipo deberían ser imprescindibles. Así, deberíamos emplear equipo de protección para los ojos, ya sean anteojos, gafas de seguridad, pantallas faciales o protectores oculares diseñados especialmente para la actividad que vayamos a llevar a cabo.
  • No fumar. Fumar es malo para todo nuestro organismo, incluido para los ojos. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad, cataratas y daño en el nervio óptico.
  • No salgas sin gafas de sol. La función de de las gafas de sol es proteger los ojos de los rayos ultravioletas del sol. Hay que intentar que estos bloqueen del 99 al 100% de la radiación UV-A y UV-B.
  • Hay que descansar los ojos. Estar muchas horas delante del ordenador o con la vista fija en un punto (costura, por ejemplo) provoca que se nos olvide parpadear y los ojos se cansen. Cambiar la vista cada 20 minutos es ideal para reducir la fatiga de los ojos.

Publicidad