TecnoXplora » CienciaXplora

¿CÓMO EVITAR UNA NUEVA PANDEMIA CON UN NUEVO VIRUS?

Los murciélagos de Europa portan virus desconocidos que pueden ser transmitidos a humanos

Algunos de estos virus en murciélagos tienen capacidad zoonótica, es decir, pueden transmitirse a humanos. ¿Sabemos cuántos tipos diferentes de virus existen? En el vídeo analizamos si nuestras mascotas también podrían transmitirnos algún virus como los murciélagos.

Publicidad

Nunca hemos sido tan conscientes de la cantidad de virus que existen. Y aún así ignoramos, el público y la ciencia, el número de virus que aún no hemos descubierto. Un estudio publicado en Science señala que existen al menos 1,7 millones de virus que todavía permanecen ocultos para la ciencia. Algunos de ellos son inofensivos para nosotros, los humanos, pero otros, los zoonóticos, tienen capacidad para saltar de una especie a otra y llegar hasta los humanos.

¿Cuántos virus zoonóticos existen?

De acuerdo con una base de datos creada por diferentes universidades, el Global Virome Project, medio millón de virus esconden en su arsenal esta posibilidad. De ahí la importancia de una mayor investigación y prevención. Y esto es precisamente lo que persigue un reciente estudio publicado en PlosOne.

Cada vez son más los brotes de enfermedades en humanos que tienen su origen en un virus zoonótico (la gripe aviar y el muy actual SARS-CoV-2 son un ejemplo). Los murciélagos en particular han sido reconocidos como reservorios de una gran variedad de virus con potencial de transmisión entre especies.

Con el fin de evaluar el riesgo de esta especie, un equipo de científicos de la Universidad de Zurich (Suiza) ha analizado 14 especies de murciélagos que viven en el país alpino y otras 4 migratorias, en total 7.000 murciélagos. Los autores del estudio, liderados por Isabelle Hardmeier, analizaron el viroma (la “familia completa de virus presentes en un organismo) a partir de muestras de tejido y heces de los 18 murciélagos. Los resultados mostraron secuencias pertenecientes a 39 familias de virus diferentes, 16 de las cuales se sabe que infectan a los vertebrados.

Un análisis más detallado de los virus con este riesgo reveló que una de las colonias de murciélagos estudiadas albergaba un genoma casi completo de un virus relacionado con el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), responsable de una epidemia en 2012, que se propagó por 21 países y dejó un saldo de más de 800 muertos.

Si bien hay pocos casos conocidos de virus que causan enfermedades que saltan directamente de los murciélagos a los humanos, algunos virus transportados por estos mamíferos pueden transmitirse a otros animales y luego llegar a los humanos. Por ejemplo, se cree que el SARS-CoV-2, el virus detrás de la pandemia de COVID-19, se originó a partir de un virus que se transmitió de un murciélago a otro animal antes de infectar a los humanos.

¿Es posible evitar la transmisión de virus similares al COVID-19?

El control de los virus que albergan los murciélagos en todo el mundo resulta de gran importancia, ya que permitiría mejorar la comprensión y la detección de aquellos que representan un riesgo para los humanos.

La idea es sencilla: al analizar el viroma es posible detectar acumulaciones de mutaciones genéticas virales que podrían aumentar el riesgo de transmisión a otros animales, permitiendo la detección más temprana de virus que representan un peligro para los humanos. Algo que, teniendo en cuenta la cantidad de virus desconocidos y que tienen capacidad zoonótica, resulta fundamental. Es un trabajo de prevención científica que nos puede evitar enfrentarnos a futuras pandemias.

“El análisis metagenómico de murciélagos endémicos de Suiza – concluye Hardmeier – revela una amplia diversidad de virus. Pero eso solo en nuestro país. Es necesario compartir esta información y crear recursos de acceso libre para que todos los científicos podamos analizar qué virus tienen potencial de transmitirse a los humanos y en qué lugares”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La lengua gigante y otros síntomas menos comunes del COVID-19:

Publicidad