TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

EVITA EL SOBREPESO DEJANDO EL COCHE EN CASA

¿Quieres una salud de hierro? Ve a trabajar en transporte público

Si eres de los que no subes andando ni las escaleras del piso de tu suegra que vive en un primero, ¡ponte las pilas! Este estudio británico ha demostrado los beneficios de ir a trabajar en transporte público y, a fin de cuentas, ser un poco más activo en el día a día.

Moverse en bicicleta combate el sobrepeso

G+J Moverse en bicicleta combate el sobrepeso

Publicidad

Muy interesantte para CienciaXplora | Madrid
| 18.02.2015 01:59

Running, spinning, pilates, aerobic… parece que el deporte está de moda, y no es de extrañar. Cada vez más estudios confirman los beneficios de dejar el sillón ball y mover el cuerpo más a menudo. Pero ya no solo en el gimnasio un par de veces a la semana, sino que acaban de comprobar que aquellas personas que no se desplazan en su vehículo privado motorizado tienen unas tasas de obesidad mucho menores que los que sí lo hacen.

Los investigadores analizaron 7.534 mediciones de IMC y 7.424 medidas del porcentaje de grasa corporal. En total, más de 15.000 individuos analizados. De todas las personas que participaron en el estudio, el 76% de los hombres y el 72% de las mujeres acudió al trabajo en transporte privado motorizado, el 10% de los hombres y el 11% de las mujeres utilizaban el transporte público y el 14% de los hombres y el 17% de las mujeres acudió a su puesto laboral en bicicleta o caminando.

Al trabajo en bicicleta

La media global del estudio comprobó que se superaba, tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres, el dato de peso óptimo. Un índice entre 18,5 y 25 indica que el peso es óptimo, por debajo de 18,5 indica un peso demasiado bajo, entre 25 y 30 apunta que la persona tiene sobrepeso y más de 30 indica que la persona es obesa. La media de todos los datos recopilados se situó en 28 para los hombres y 27 en las mujeres.

Pero, ¿qué ocurrió cuando se compararon los datos de quienes iban al trabajo de manera activa y aquellos que lo hacían de forma más pasiva? El resultado fue claro: existía una diferencia significativa entre aquellos que viajaban en transporte privado motorizado y los que llegaban a su puesto laboral de otra manera. La diferencia era de un punto menos en el caso de los hombres y de 0,7 puntos en el caso de las mujeres, lo que se traducía en una reducción del peso de unos 3 y 2,5 kilos, respectivamente.

Evidentemente, la obesidad no solo es importante a nivel estético, sino que afecta a nivel hormonal, cerebral, muscular e incluso puede reducir la calidad del esperma, tal y como han demostrado muchas investigaciones. De ahí la importancia de este estudio publicado en la revista médica British Medical Journal, pues el simple hecho de mejorar el transporte público puede hacer que más gente vaya así al trabajo, lo que a la larga nos haría estar más sanos a todos.

Quizá mañana te dé un poco de pereza con el frío coger la bicicleta o ir andando al tajo pero, después de conocer este estudio, quizá te animes a probar cuando llegue la primavera.

Publicidad