TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

UN ESTUDIO DEMUESTRA QUE HAY MÁS A SU ALREDEDOR

Una paradoja ecológica: a los peces les gustan las plataformas petrolíferas

Un estudio ha demostrado que viven diez veces más peces debajo de las estructuras marinas de extracción de hidrocarburos que en los arrecifes de coral más productivos del mundo.

plataforma petrolífera Noruega, Statoil

antena3.com plataforma petrolífera Noruega, Statoil

Publicidad

Las plataformas petrolíferas suponen una grave amenaza para la biodiversidad, ya que los vertidos que producen pueden causar graves daños en el entorno marino. Sin embargo, un estudio ha demostrado que el número de peces que vive bajo estas estructuras es diez veces mayor que en ecosistemas naturales ricos en fauna, como los arrecifes de coral y los estuarios.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de científicos de varias universidades estadounidenses ha analizado durante 15 años la población piscícola de 16 plataformas petrolíferas de California y siete arrecifes rocosos. Tuvieron en cuenta tanto el número de ejemplares encontrados en cada hábitat como su talla, por metro cuadrado de suelo marino.

Los resultados, publicados en la revista PNAS, revelan que los animales eran mucho más abundantes en los ecosistemas artificiales, donde hallaron entre 105 y 887 gramos de peces por metro cuadrado al año. La cifra supera 27 veces a los que vivían en los entornos naturales considerados y 10 veces al compararla con los datos de los ecosistemas más ricos del mundo, como el de Moorea (una isla volcánica de la Polinesia francesa), donde se han registrado 74.2 gramos por metro cuadrado y por año.

Según los investigadores, una posible explicación para el fenómeno es la gran superficie de las columnas que soportan las plataformas. Al contrario que los arrecifes, los pilares se extienden desde la superficie hasta el fondo, de manera que pueden albergar una mayor cantidad de invertebrados y microorganismos flotantes (plankton) que sirven de alimento a los peces. Aseguran que los ecosistemas creados por el hombre también pueden tener efectos positivos como estos en la biodiversidad.

Publicidad