LAS ALTAS TEMPERATURAS Y UNA DISMINUCIÓN DEL VIENTO AMENAZAN A NUESTRA SALUD

LAS ALTAS TEMPERATURAS Y UNA DISMINUCIÓN DEL VIENTO AMENAZAN A NUESTRA SALUD

Las olas de calor serán cada vez más largas, sobre todo en las ciudades

En los últimos 40 años, se ha podido apreciar desde primera fila el drástico aumento de la temperatura en todo el mundo por varios motivos. El más importante es el calentamiento global, del que el hombre tiene mucha culpa. Este aumento de periodos de bochorno insoportable no parece tener fin de momento.

Altas temperaturas
Altas temperaturas | Cienciaxplora

Un nuevo estudio, llevado a cabo en la Universidad de UCLA, en Los Ángeles, ha revelado que el tiempo que duran las olas de calor se multiplicará en los próximos años, especialmente en las zonas urbanas. Para llegar a esta conclusión, el geógrafo Dennis Lettenmaier y sus colegas analizaron 217 zonas urbanas de todo el mundo. El equipo obtuvo observaciones diarias de lluvia, temperatura del aire y velocidad del viento de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés). 

Para entenderlo en cifras, el estudio definió las olas de calor como periodos en los que la temperatura máxima diaria fue un 99% mayor que en el resto de días, y que se mantenía durante más de seis días consecutivos. La media de longitud de las olas de calor extraída fue de unos ocho días.

Tras examinarlo, encontraron que los periodos prolongados de calor extremo habían sufrido un aumento significativo del 48% entre 1973 y 2012, sobre todo en las ciudades, en las que la frecuencia de noches muy calurosas había afectado a casi dos tercios de ellas. 

En cuanto a las horas diurnas, sólo el 2% de las urbes experimentó una disminución significativa de olas de calor, según los resultados de la investigación, publicados en la revista Environmental Research Letters

Los investigadores apuntan que el hecho de que haga un calor sofocante durante más días en las zonas urbanas se explica principalmente por dos razones:

1. El calor se acumula en edificios de hormigón y en el asfalto, así como en otros materiales de construcción. Esto hace que no se enfríe tan rápido como en las áreas rurales

2. La disminución de corrientes de viento en las ciudades podría ser un agravante de la situación.

¿Cuándo y dónde fueron las mayores olas de calor?
De acuerdo con los resultados, los cuatro años más recientes de los que se tenían datos (2009, 2010, 2011 y 2012) coincidieron con los periodos de olas de calor más largas registradas. Por su parte, las zonas urbanas de Sudamérica fueron las que experimentaron el mayor aumento, seguidas por las de África, Europa, India y Norteamérica. 

Según ha destacado Vimal Mishra, co-autor del estudio, "las zonas urbanas representan una parte relativamente pequeña de la superficie terrestre del planeta, pero más de la mitad de la población mundial habita ahora en ellas, por lo que la tendencia es preocupante". Advirtió además que "la mezcla de altas temperaturas y la disminución del viento no es una buena combinación para la salud y el bienestar de los ciudadanos”. 

Seguro que ahora te apetece, más si cabe, irte a la playa a relajarte y evitar el estrés del trabajo y las ciudades.

@muyinteresante para @cienciaxplora | Madrid | 27/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.