El estudio 'Naturaleza sin plástico: Evaluación de la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza', elaborado por la Universidad de Newcastle, recoge que desde el año 2000 producimos tanto plástico como en todos los años anteriores.

La Universidad de Newcastle incluyó en sus cálculos 52 estudios, de los cuales 33 analizaban el consumo de plásticos a través de los alimentos y bebidas.

Se define como microplástico a aquellas partículas de este material que miden menos de 5 mm. Estos están presentes en el aire, los alimentos y el agua. En el vídeo te contamos con detalle en cuáles de estos se encuentran.

De toda la cantidad de plásticos que se producen, un 75% se desperdicia y a su vez, un tercio de estos se vierte en la naturaleza. En el año 2016 se desecharon 100 millones de toneladas de residuos. Se estima que si esto sigue así, en 2025 habrá una tonelada de plástico por cada tres toneladas de peces.

La contaminación por plásticos, así como por residuos, representa un problema de categoría mundial ya que está afectando no sólo al planeta, sino también, al ecosistema.

Una de las medidas que se pueden tomar es, por ejemplo, la reutilización de los plásticos de una forma más eficiente y de esta manera, disminuir la cantidad existente.

Otra solución sería llegar a un acuerdo internacional para regular la creación, recolección y rehabilitación de estos materiales. Además, según organizaciones como WWF o Greenpeace, se deberían destinar fondos por parte de los gobiernos para la debida limpieza de los mares y océanos.

Los efectos específicos del consumo de microplásticos en la salud humana aún no se conocen con exactitud, pero los científicos sospechan que los riesgos pueden ser más importantes de lo que se sabe hasta ahora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Jabón o gel desinfectante: ¿qué es mejor para lavarse las manos?

Este es el alimento que más intoxicaciones causará este verano